¿Siempre hambriento? Este uno de los ingredientes pueden ser los culpables

Compartir

Todo el mundo sabe que los alimentos salados le dan sed. Pero según una nueva investigación, cuando las personas aumentan su consumo de sodio a largo plazo, que en realidad beben menos agua. Y ese no es el único hallazgo sorprendente del estudio: los niveles altos de sodio también aumentan la sensación de hambre, dicen los autores, lo que puede sugerir que las dietas altas en sal contribuyen al aumento de peso.

Los expertos dicen que este descubrimiento-sal en la dieta contraintuitivo estimula el apetito pero disminuye la sed-upends más de 100 años de sabiduría científica convencional. Los resultados se publican esta semana como un conjunto de dos artículos en el Journal of Clinical Investigation.

En el primer artículo, investigadores alemanes y estadounidenses informan sobre 10 cosmonautas rusos que participaron en programas de simulación de vuelo entre 2009 y 2011. Los hombres vivían en un entorno estrictamente controlado durante meses, por lo que eran ideales para la investigación nutricional y metabólica.

Los autores querían ver lo que sucedería cuando disminuyeron gradualmente los cosmonautas la ingesta de sal en la dieta de 12 gramos al día (similar a una dieta promedio de Rusia) a 6 gramos al día (por recomendación de la mayoría de los expertos nacionales de salud). la ciencia prevaleciente sugiere que los hombres serían menos sed y beber menos agua, ya que disminuyeron sus niveles de sodio.

Pero eso no es lo que pasó. En cambio, los hombres bebían menos agua cuando estaban en el highdieta que sugiere -sal que sus cuerpos fueron ya sea para conservar y producir más agua, no tirar hacia fuera con la sal, como se sospechaba previamente.

El autor principal, Jens Titze, MD, profesor asociado de medicina y de la fisiología molecular y biofísica en la Universidad de Vanderbilt, dice que los resultados fueron inesperados, pero no del todo sorprendente.

“Es lógico que en una dieta alta en sal, el cuerpo quiere evitar la pérdida de agua”, dice. “Así que los riñones tienen que encontrar una manera de aumentar el contenido de agua, y si usted tiene más contenido de agua en su cuerpo, vas a ser menos sed.”

Los hombres también reportaron sentirse más hambre cuando sus niveles de sal eran más altas, a pesar de que estaban recibiendo la misma cantidad de calorías y nutrientes. Esto puede ser debido a que se necesita más energía para el cuerpo para conservar el agua, explica el Dr. Titze. “Creo que si hubiéramos ofrecido la cosmonautas más alimentos, hubieran comido en exceso y subido de peso”, dice.

RELACIONADO: Los alimentos 13 Que Son más salado de lo que cree

En el segundo artículo, los investigadores replican sus hallazgos en ratones. En estos experimentos, sí logró encontrar que los ratones con dietas ricas en sal comían más alimentos que los de las dietas bajas en sal. También encontraron que las dietas ricas en sal se asociaron con una descomposición de las proteínas del músculo. La proteína se convierte en urea, un producto químico que permite a los riñones para reabsorber fluido y prevenir la pérdida de agua mientras que la sal se excreta.

Además, el proceso de degradación se vio impulsado por un aumento de los glucocorticoides, compuestos que, en los seres humanos, se han relacionado con el desarrollo de diabetes, obesidad, enfermedad del corazón y osteoporosis. Eso es significativo, dice el doctor Titze, porque los científicos hasta la fecha se han centrado principalmente en la forma de sodio contribuye a hipertensión.

“Nuestros hallazgos sugieren que hay mucho más que saber”, dice. Si una dieta alta en sal provoca un aumento de los glucocorticoides, dice, que podría predisponer a las personas a otros problemas de salud crónicos, incluso en ausencia de cambios en la presión arterial. Y podría aumentar potencialmente el riesgo de síndrome metabólico, Una combinación de tres o más factores de riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes.

RELACIONADO: 24, sabrosas recetas de sodio de baja para cada comida

El Dr. Titze dice que, cuando se trata de los efectos a corto plazo de los alimentos salados, “la sabiduría de camarero” sigue siendo válida. “Si pones los cacahuetes salados en frente de sus clientes, que están absolutamente va a consumir más bebidas”, dice. “Pero nuestra investigación mostró que, durante varios meses e incluso durante horas 24, que van a conservar más agua y, de hecho consumir menos.”

En un artículo comentario que acompaña, Mark Zeidel, MD, profesor de medicina de la Facultad de Medicina de Harvard, escribió que los nuevos estudios desafían las creencias comunes acerca cómo de sodio y los niveles de líquido se equilibran en el cuerpo. También demuestran que un ajuste de sal en la dieta “cambia de proteínas y el metabolismo de la grasa, y se altera la alimentación y los hábitos de consumo”, entre otros cambios fisiológicos en el cuerpo.

Aprender más acerca de estos cambios puede ayudar a los científicos a desarrollar nuevos tratamientos para enfermedades como la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca congestiva, el Dr. Zeidel escribió. El Dr. Titze dice que también puede ayudar a los médicos a comprender mejor la conexión entre la sal y el aumento de peso.

Para conseguir nuestro mejor asesoramiento nutricional entregado a usted bandeja de entrada, inscribirse en el boletín de la vida sana

Por supuesto, la mayoría de sodio en la dieta típica estadounidense no proviene de la sal de mesa; se trata de comidas en restaurantes y alimentos procesados que también tienden a ser altos en azúcar, grasas saturadas, carbohidratos y-tan simples ya hay un montón de razones para limitar en su dieta. Estos nuevos estudios pueden sugerir una más.

El Dr. Titze dice que si las teorías de su equipo se mantienen, reducciones en el contenido de sodio a través de las industrias alimentarias y de restauración envasados ​​potencialmente podría prevenir algunos de estos efectos nocivos sobre el metabolismo y el apetito. Hasta entonces, toma un enfoque simple para reducir el sodio y la gestión de su peso: “Si comes menos de todo, usted va a comer menos sodio de forma automática”, dice. “Así que mi posición es ejercer un poco más y comer menos en general.”

Publicaciones Recientes

Hiperostosis esquelética idiopática difusa

La hiperostosis esquelética idiopática difusa, también conocida como DISH, es una fuente mal entendida y a menudo mal diagnosticada ... Leer más

Marzo

Causas de accidentes de motocicleta, lesiones y tratamiento quiropráctico

Los accidentes de motocicleta son muy diferentes a los accidentes automovilísticos. Específicamente es cuánto los ciclistas ... Leer más

Marzo

Ángulo de fase y marcadores inflamatorios

Evaluación antropométrica La medición antropométrica juega un papel principal en la evaluación de la salud del paciente. Medidas antropométricas ... Leer más

Marzo

Por qué la tendinitis no debe dejarse sin tratamiento desde una perspectiva quiropráctica

La tendinitis puede ocurrir en cualquier área del cuerpo donde un tendón está siendo usado en exceso.… Leer más

Marzo

Masaje deportivo quiropráctico para lesiones, esguinces y distensiones

Un masaje deportivo quiropráctico reducirá el riesgo de lesiones, mejorará la flexibilidad y la circulación ... Leer más

Marzo

La importancia de BIA y TMAO

El mundo de la medicina avanza y crece continuamente. La investigación se publica todos los días ... Leer más

Marzo

Especialista en lesiones, traumatismos y rehabilitación espinal

Registro e historial en línea 🔘
Llámenos hoy 🔘