Compartir

Autoimmunity

Una enfermedad autoinmune es un condición en la cual su sistema inmune ataca por error a su cuerpo. Hay más de 80 formas diferentes de enfermedades autoinmunes. Algunas enfermedades autoinmunes desencadenan un tejido específico, mientras que otras se dirigen a múltiples. En los Estados Unidos, hay alrededor de 53 millones o 1 de cada 6 personas que sufren alguna forma de autoinmunidad. 

Los síntomas de la autoinmunidad pueden aparecer en el cerebro, los órganos internos, los tejidos conectivos y esencialmente pueden afectar cada área de su cuerpo. La clave de las enfermedades autoinmunes es detectarlas lo antes posible. La detección temprana permite que el monitoreo de la enfermedad sea más fácil con la posibilidad de retrasar la progresión y mejorar el manejo general de la enfermedad. 

A partir de ahora, hay dos formas principales de tratamiento. Una se conoce como "medicina tradicional de la vieja escuela" e implica un diagnóstico, medicamentos para la inmunodepresión y la inmunoterapia, mientras que la otra se conoce como "medicina funcional de la nueva escuela" que implica la detección temprana mediante análisis de laboratorio y la eliminación de los desencadenantes para reparar el daño. Además de esto, dos componentes que debemos ayudar a protegernos naturalmente contra las enfermedades autoinmunes son la tolerancia oral y central. 

Tolerancia Oral y Central

El fracaso en la tolerancia oral está directamente relacionado con una mayor permeabilidad intestinal, lo que permite que las moléculas grandes se filtren aumentando el riesgo de enfermedades autoinmunes. La tolerancia central está asociada con los linfocitos. La tolerancia oral entra en contacto con muchos antígenos. La reactividad inmune de los alimentos es un componente principal. Cuando se trata de enfermedades autoinmunes, la genética juega un papel menor. De hecho, solo alrededor del 30% de las enfermedades autoinmunes se convierten en factores genéticos, mientras que el otro ⅔ está asociado a los componentes alimenticios y dietéticos. 

Dietas para autoinmunes hace más de 50 años. Las influencias nutricionales juegan un papel en los factores de riesgo, pero el porcentaje aún no es compatible. El primer paso, sin embargo, es la detección temprana. Le recomendé un trabajo de laboratorio detallado realizado para evaluar su permeabilidad intestinal, sensibilidad a los alimentos y factores de inflamación. Al conocer estos números y qué influye en su microbioma, puede ver a qué enfermedades autoinmunes es más susceptible y su médico puede crear un plan de tratamiento más específico. 

Hay dietas creadas para reducir la inflamación y mantener a raya los síntomas. La dieta AIP (protocolo autoinmune) se realizó para reducir la inflamación y aliviar los síntomas asociados con las enfermedades autoinmunes. Algunas fuentes excelentes de alimentos incluyen vegetales (aparte de los de la familia de las solanáceas), omega-3 o mariscos de alta calidad que contienen altos niveles de omegas, carnes magras, pequeñas cantidades de fruta y aceites como coco, oliva virgen extra, y aguacate  

 

La inflamación es necesaria, pero queremos limitar la inflamación excesiva ya que esto causa un daño extremo al cuerpo. Con la detección temprana y las precauciones correctas tomadas, tenemos la capacidad de transformar vidas y ralentizar, si no prevenir ciertas enfermedades autoinmunes. -Dr. Alexander Jiménez

 

* El alcance de nuestra información se limita a cuestiones de salud quiropráctica, musculoesquelética y nerviosa o artículos, temas y debates sobre medicina funcional. Utilizamos protocolos funcionales de salud para tratar lesiones o trastornos del sistema musculoesquelético. Nuestra oficina ha hecho un intento razonable de proporcionar citas de apoyo y ha identificado el estudio de investigación relevante o los estudios que respaldan nuestras publicaciones. También hacemos copias de los estudios de investigación de apoyo disponibles para la junta y / o el público a pedido. Para seguir discutiendo el tema anterior, no dude en preguntarle al Dr. Alex Jiménez o contáctenos al 915-850-0900.

 

Referencias:  

 Berin MC, Sampson HA. Alergia alimentaria: una epidemia enigmática. Trends Immunol; 34: 390-397, 2013.

 Meulenbroek LA, de Jong RJ, den Hartog Jager CF, et al. Los anticuerpos IgG en la alergia alimentaria influyen en la formación del complejo alérgeno-anticuerpo y en la unión a las células B: un papel para los receptores del complemento. J Immunol. 191 (7): 3526-33, 2013 .. 

Vojdani A. Un posible vínculo entre los desencadenantes ambientales y la autoinmunidad. Enfermedades autoinmunes; Volumen 2014, ID del artículo 437231, 18 páginas. http://dx.doi.org/10.1155/2014/437231 2014.

 Vojdani A, Kharrazian D, Mukherjee PS. La prevalencia de anticuerpos contra proteínas de trigo y leche en donantes de sangre y su contribución a las reactividades de neuroautoimunes. Nutrientes; 6: 15-36, 2014, doi: 10.3390 / nu6010015.

 Vojdani A. Anticuerpos como predictores de enfermedades autoinmunes y cáncer. Opinión de expertos Med Diag; 2 (6): 593-605, 2008.. Vojdani A. Anticuerpos como predictores de enfermedades autoinmunes complejas. Int J Immunopathol Pharmacol; 21 (2): 267-278, 2008

 Vojdani A. Anticuerpos como predictores de enfermedades autoinmunes complejas y cáncer. Int J Immunopathol Pharmacol; 21 (3): 553-566, 2008.

 Vojdani A., Bazargan M., Vojdani E., y col. La proteína de choque térmico y el péptido de gliadina promueven el desarrollo de anticuerpos contra la peptidasa en niños con autismo y pacientes con enfermedad autoinmune. Clin Diag Lab Immunol; 11 (3): 515-524, mayo de 2004.

Vojdani A., Pangborn JB, Vojdani E., Cooper EL Infecciones, productos químicos tóxicos y péptidos dietéticos que se unen a receptores de linfocitos y enzimas tisulares son los principales instigadores de autoinmunidad en el autismo. Int J Immunopathol Pharmacol; 16 (3): 189-199, 2003.

Notkins AL Nuevos predictores de enfermedad. Sci Am; 296: 72-79, 2007.

Wildner G. Diedrichs-Moehring M. Múltiples mimotopos de autoantígeno de agentes infecciosos inducen artritis autoinmune y uveítis en ratas Lewis. Clin Diag Lab Immunol; 12: 677-679, 2005.

 Mahdi H., Fisher BA, Källberg H., et al. Interacción específica entre genotipo, tabaquismo y autoinmunidad a la α-enolasa citrulinada en la etiología de la artritis reumatoide. Nat Genet; 41: 1319-1324, 2009.

 Pollard KM Diferencias de género en autoinmunidad asociadas con la exposición a factores ambientales. J autoinmun; 38: J177-J186, 2012.

 Vojdani A, Kharrazian D, Mukherjee PS. Niveles elevados de anticuerpos contra xenobióticos en un subgrupo de sujetos sanos. J Appl Toxicol; (En prensa), 2014.

 Jayapal M., Bhattacharjee RN, Meléndez AJ, et al. Toxicogenómica ambiental: un enfoque postgenómico para analizar las respuestas biológicas a las toxinas ambientales. Int J Biochem Cell Biol; 42: 230-240, 2010.

 Chang C., Gershwin ME Drogas y autoinmunidad: una revisión contemporánea y un enfoque mecanicista. J autoinmun; 34: J266-J275, 2010.

 Gardner RM, Nyland JF, Silva IA, et al. Exposición al mercurio, anticuerpos antinucleares / antinucleolares en suero y niveles de citocinas en suero en poblaciones mineras en el Brasil amazónico: un estudio transversal. Environment Res; 110: 345-354, 2010.

 Mustafa A., Holladay SD, Witonsky S., et al. Una sola gestación media a TCDD produce una firma autoinmune postnatal, que difiere según el sexo, en ratones C57BL / 6 geriátricos tempranos. Toxicol 290 (2-3): 156-168, 2011.

Cooper GS, Makris SL, Nietert PJ, et al. Evidencia de efectos autoinmunes relacionados con la exposición al tricloroetileno de estudios en ratones y humanos. Perspectiva de salud ambiental; 117: 696-702, 2009.

 Vaishnav R, Liu R, Chapman J, et al. Aquaporin 4 mimetismo molecular e implicaciones para la neuromielitis óptica. J Neuroimmunol, 260: 92-98, 2013.

Bonos RS, Midoro-Horiuti T, Goldblum R. Una base estructural para la alergia alimentaria: el papel de la reactividad cruzada. Curr Opin Allergy Clin Immunol, 8 (1): 82-86, 2008.

Manzel, A., Muller, DN, Hafler, DA, Erdman, SE, Linker, RA y Kleinewietfeld, M. (2014). Papel de la "dieta occidental" en las enfermedades inflamatorias autoinmunes. Informes actuales de alergia y asma, 14 (1), 404. https://doi.org/10.1007/s11882-013-0404-6

 

Publicaciones Recientes

Hiperostosis esquelética idiopática difusa

La hiperostosis esquelética idiopática difusa, también conocida como DISH, es una fuente mal entendida y a menudo mal diagnosticada ... Lea más

Marzo

Causas de accidentes de motocicleta, lesiones y tratamiento quiropráctico

Los accidentes de motocicleta son muy diferentes a los accidentes automovilísticos. Específicamente es cuánto los ciclistas ... Lea más

Marzo

Ángulo de fase y marcadores inflamatorios

Evaluación antropométrica La medición antropométrica juega un papel principal en la evaluación de la salud del paciente. Medidas antropométricas ... Lea más

Marzo

Por qué la tendinitis no debe dejarse sin tratamiento desde una perspectiva quiropráctica

La tendinitis puede ocurrir en cualquier área del cuerpo donde un tendón está siendo usado en exceso.… Lea más

Marzo

Masaje deportivo quiropráctico para lesiones, esguinces y distensiones

Un masaje deportivo quiropráctico reducirá el riesgo de lesiones, mejorará la flexibilidad y la circulación ... Lea más

Marzo

La importancia de BIA y TMAO

El mundo de la medicina avanza y crece continuamente. La investigación se publica todos los días ... Lea más

Marzo

Especialista en lesiones, traumatismos y rehabilitación espinal

Registro e historial en línea 🔘
Llámenos hoy 🔘