Nomenclatura del disco lumbar: versión 2.0 | El Paso, TX Doctor Of Chiropractic
Dr. Alex Jimenez, Quiropráctico de El Paso
Espero que hayan disfrutado de nuestras publicaciones en varios temas relacionados con la salud, la nutrición y las lesiones. Por favor, no dude en llamarnos o llamarme si tiene preguntas cuando surja la necesidad de buscar atención. Llame a la oficina oa mí mismo. Oficina 915-850-0900 - Móvil 915-540-8444 Saludos. Dr. J

Nomenclatura del disco lumbar: versión 2.0

¿Qué es una hernia de disco?

La columna vertebral está formada por huesos 24, llamados vértebras, que se apilan uno encima del otro. Estos huesos espinales finalmente se conectan, creando un canal para proteger la médula espinal. Entre cada vértebra hay discos intervertebrales llenos de líquido que actúan como amortiguadores para la columna vertebral. Con el tiempo, sin embargo, estos los discos flexibles tipo donas de jalea pueden comenzar a herniar, donde el núcleo del disco intervertebral empuja contra su anillo externo, causando dolor lumbar. A continuación, demostraremos los diversos tipos de discos herniados y discutiremos sus causas, síntomas y opciones de tratamiento.

Abstract

Antecedentes Context

El artículo "Nomenclatura y clasificación de la patología del disco lumbar, recomendaciones de los grupos de trabajo combinados de la Sociedad de la Columna Norteamericana, la Sociedad Estadounidense de Radiología de la Columna Vertebral y la Sociedad Estadounidense de Neurorradiología" fue publicado en 2001 en Spine (© Lippincott, Williams y Wilkins). Fue escrito por David Fardon, MD, y Pierre Milette, MD, y respaldado formalmente por la Sociedad Americana de Radiología de la Columna Vertebral (ASSR), la Sociedad Americana de Neurorradiología (ASNR) y la Sociedad Norteamericana de Columna Vertebral (NASS). Su objetivo era promover una mayor claridad y coherencia en el uso de la terminología espinal, y ha servido para este fin durante más de una década. Desde 2001, ha habido una evolución suficiente en nuestra comprensión del disco lumbar para sugerir la necesidad de revisión y actualización del documento original. El documento revisado se presenta aquí, y representa las recomendaciones consensuadas de las fuerzas de trabajo combinadas contemporáneas de ASSR, ASNR y NASS. Este artículo refleja los cambios consistentes con los conceptos actuales en la atención radiológica y clínica.

Propósito

Proporcionar un recurso que promueva una comprensión clara de la terminología del disco lumbar entre los médicos, radiólogos e investigadores. Todos los interesados ​​necesitan términos estándar para las condiciones normales y patológicas de los discos lumbares que se pueden usar de manera precisa y consistente y, por lo tanto, sirven mejor a los pacientes con trastornos de disco.

Estudio Diseño

Este artículo comprende una revisión de la literatura.

Métodos

Se realizó una búsqueda en PubMed para la literatura relacionada con el disco lumbar. Los miembros del equipo de trabajo revisaron individualmente y colectivamente la literatura y revisaron el documento 2001. El documento revisado fue luego sometido a revisión por las juntas de gobierno de ASSR, ASNR y NASS. Luego de una revisión posterior basada en los comentarios de los consejos de gobierno, el artículo fue aprobado para su publicación por los consejos de administración de las tres sociedades, como representante de las recomendaciones consensuadas de las sociedades.

Resultados

El artículo proporciona una discusión de las categorías de diagnóstico recomendadas pertenecientes al disco lumbar: normal; variación congénita / del desarrollo; degeneración; trauma; infección / inflamación; neoplasia; y / o variante morfológica de significado incierto. El artículo proporciona un glosario de términos relacionados con el disco lumbar, una discusión detallada de estos términos y su uso recomendado. Los términos se describen como preferidos, no preferidos, no estándar y coloquiales. Las ilustraciones actualizadas representan pictóricamente ciertos términos clave. Se incluyen referencias bibliográficas que proporcionaron la base para las recomendaciones del grupo de trabajo.

Conclusiones

Hemos revisado y actualizado un documento que, desde 2001, ha proporcionado un amplio aceptable nomenclatura que ayuda a mantener la consistencia y exactitud en la descripción de las propiedades anatómicas y fisiológicas del disco lumbar normal y anormal y que sirve como un sistema de clasificación e informe basado en esa nomenclatura.

Palabras clave

Fisura anular, Rotura anular, Abultamiento del disco (disco abultado), Degeneración del disco, Extrusión del disco, Hernia discal, Nomenclatura del disco, Protrusión del disco, Zona de alta intensidad, Disco intervertebral lumbar

Prefacio

La nomenclatura y clasificación del consenso de patología del disco lumbar, publicada en 2001, por los esfuerzos de colaboración de la North American Spine Society (NASS), la Sociedad Americana de Radiología de la Columna Vertebral (ASSR) y la Sociedad Americana de Neurorradiología (ASNR), ha guiado a los radiólogos , médicos y público interesado durante más de una década [1]. Este documento ha pasado la prueba del tiempo. Respondiendo a una iniciativa de la ASSR, un grupo de trabajo de médicos de espina dorsal de ASSR, ASNR y NASS ha revisado y modificado el documento. Este documento revisado conserva el formato y la mayor parte del idioma del original, con cambios consistentes con los conceptos actuales de atención radiológica y clínica. Las modificaciones se refieren principalmente a lo siguiente: actualización y expansión de texto, glosario y referencias para satisfacer las necesidades contemporáneas; revisión de las figuras para proporcionar una mayor claridad; énfasis del término "fisura anular" en lugar de "rotura anular"; refinamiento de las definiciones de hernias discales "agudas" y "crónicas"; revisión de la distinción entre hernia discal y disco asimétricamente abultado; eliminación de las Tablas a favor de una mayor claridad a partir del Texto y las Figuras revisados; y eliminación de la sección de Informes y Codificación debido a cambios frecuentes en esas prácticas, que se abordan mejor en otras publicaciones. Varias otras enmiendas menores han sido hechas. Esta revisión actualizará una nomenclatura estándar viable, aceptada y utilizada universalmente por los médicos de imágenes y clínicos.

Introducción y Historia

Los médicos necesitan términos estándar para condiciones normales y patológicas de discos lumbares [2, 3, 4, 5]. Los términos que se pueden interpretar de forma precisa, consistente y con una precisión razonable son particularmente importantes para comunicar las impresiones obtenidas de las imágenes para el diagnóstico clínico y la toma de decisiones terapéuticas. A pesar de que limpiar la comprensión de la terminología del disco entre los radiólogos y los médicos es el enfoque de este trabajo; dicha comprensión puede ser crítica, también para los pacientes, las familias, los empleadores, las aseguradoras, los juristas, los planificadores sociales y los investigadores.

En 1995, un grupo de trabajo multidisciplinario del NASS abordó las deficiencias en los términos comúnmente utilizados que definen las condiciones del disco lumbar. Citó varias documentaciones del problema [6, 7, 8, 9, 10, 11] e hizo recomendaciones detalladas para la estandarización. Su trabajo fue publicado en una publicación del NASS y la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos [9]. El trabajo no había sido respaldado por las principales organizaciones y no había sido reconocido como autorizado por las organizaciones de radiología. Muchos esfuerzos previos de [3, 7, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18] y algunos posteriores [19, 20, 21, 22, 23, 24] abordaron los problemas, pero tenían un alcance más limitado y ninguno había ganado una aceptación generalizada.

Aunque el esfuerzo de NASS 1995 fue el más completo en ese momento, siguió siendo deficiente para aclarar algunos temas controvertidos, carente de tratamiento de algunos problemas y no proporcionó recomendaciones para la estandarización de la clasificación y la presentación de informes. Para abordar las necesidades restantes, y con la esperanza de conseguir un respaldo suficiente como para dar como resultado estandarizaciones universales, los grupos de trabajo conjuntos (Copresidentes David Fardon, MD y Pierre Milette, MD) fueron formados por el NASS, ASNR y ASSR, lo que resultó en la primera versión del documento '' Nomenclatura y clasificación de la patología del disco lumbar '' [1]. Desde entonces, el tiempo y la experiencia sugirieron la necesidad de revisiones y actualizaciones del documento original. El documento revisado se presenta aquí.

Los principios generales que guiaron el documento original permanecen sin cambios en esta revisión. Las definiciones se basan en la anatomía y la patología, principalmente según se visualizan en estudios de imágenes. Reconociendo que algunos criterios, en algunas circunstancias, pueden ser desconocidos para el observador, las definiciones de los términos no dependen ni implican el valor de pruebas específicas. Las definiciones de diagnósticos no pretenden implicar eventos etiológicos externos como el trauma, no implican una relación con los síntomas y no definen ni implican la necesidad de un tratamiento específico.

Los grupos de trabajo, tanto actuales como anteriores, trabajaron a partir de un modelo que podría ampliarse desde un propósito principal de proporcionar comprensión de informes de estudios de imágenes. El resultado proporciona una clasificación simple de términos de diagnóstico, que se puede ampliar, sin contradicción, en subclasificaciones más precisas. Al informar la patología, los grados de incertidumbre se etiquetarían como tales en lugar de comprometer las definiciones de los términos.

Todos los términos utilizados en las clasificaciones y subclasificaciones se definen y esas definiciones se cumplen en todo el modelo. A efectos prácticos, algunos términos en inglés existentes tienen significados diferentes a los que se encuentran en algunos diccionarios contemporáneos. Los grupos de trabajo proporcionan una lista y clasificación de los términos recomendados, pero, reconociendo la naturaleza de las prácticas de lenguaje, discuten e incluyen en el Glosario los términos no recomendados comúnmente utilizados y mal utilizados y las definiciones no estándar.

Aunque los principios y la mayoría de las definiciones de este documento se pueden extrapolar fácilmente a la columna cervical y dorsal, la atención se centra en la columna lumbar. Aunque se necesita una aclaración de los términos relacionados con los elementos posteriores, las dimensiones del canal espinal y el estado de los tejidos neurales, este trabajo se limita a la discusión del disco. Si bien no siempre es posible discutir completamente la definición de los términos anatómicos y patológicos sin alguna referencia a los síntomas y la etiología, las propias definiciones resisten la independencia de la etiología, los síntomas o el tratamiento. Debido al enfoque en la anatomía y la patología, este trabajo no define ciertos síndromes clínicos que pueden estar relacionados con la patología del disco lumbar [26].

Guiados por estos principios, hemos revisado y actualizado un documento que, desde 2001, ha proporcionado una nomenclatura ampliamente aceptable que es viable para todas las formas de observación, que aborda el contorno, el contenido, la integridad, la organización y las relaciones espaciales del disco lumbar; y eso sirve un sistema de clasificación e informes basado en esa nomenclatura.

Recomendaciones de Categoría de Diagnóstico y Subcategoría

Estas recomendaciones presentan categorías de diagnóstico y subcategorías destinadas a la clasificación e informe de estudios de imágenes. La terminología utilizada a lo largo de estas categorías y subcategorías recomendadas sigue siendo coherente con las explicaciones detalladas dadas en la Discusión y con las definiciones preferidas que se presentan en el Glosario.

Las categorías de diagnóstico se basan en la patología. Cada disco lumbar se puede clasificar en términos de uno, y ocasionalmente más de uno, de las siguientes categorías de diagnóstico: normal; variación congénita / del desarrollo; degeneración; trauma; infección / inflamación; neoplasia; y / o variante morfológica de significado incierto. Cada categoría de diagnóstico se puede subcategorizar en varios grados de especificidad de acuerdo con la información disponible y el propósito que se va a servir. Los datos disponibles para la categorización pueden llevar al periodista a caracterizar la interpretación como "posible", "probable" o "definitiva".

Tenga en cuenta que algunos términos y definiciones que se analizan a continuación no se recomiendan como terminología preferida, pero se incluyen para facilitar la interpretación del uso vernáculo y, en algunos casos, incorrecto. Los términos se pueden definir como preferidos, no preferidos o no estándar. Los términos no estándar por consenso de los grupos de trabajo organizativos no deben utilizarse de la manera descrita.

Normal

Normal define los discos que son morfológicamente normales, sin considerar el contexto clínico y sin incluir los cambios degenerativos, de desarrollo o adaptativos que, en algunos contextos (p. Ej., Envejecimiento normal, escoliosis, espondilolistesis), se podrían considerar clínicamente normales (fig. 1).

Figura 1: disco lumbar normal. (Arriba a la Izquierda) Axial, (Superior Derecha) sagital, y (Inferior) imágenes coronales demuestran que el disco normal, compuesto por NP central y AF periférico, está completamente dentro de los límites del espacio discal, como se define, craniad y caudal por el placas terminales del cuerpo vertebral y periféricamente por los planos de los bordes exteriores de las apófisis vertebrales, excluyendo los osteofitos. NP, núcleo pulposo; FA, anillo fibroso.

V congénito / del desarrolloaria

La categoría de variación congénita / del desarrollo incluye discos que son congénitamente anormales o que han sufrido cambios en su morfología como una adaptación del crecimiento anormal de la columna vertebral, como la escoliosis o la espondilolistesis.

Degeneración

Los cambios degenerativos en los discos se incluyen en una categoría amplia que incluye las subcategorías fisura anular, degeneración y herniación.

Las fisuras anulares son separaciones entre las fibras anulares o separaciones de fibras anulares de sus uniones al hueso vertebral. Las fisuras a veces se clasifican por su orientación. Una "fisura concéntrica" ​​es una separación o delaminación de fibras anulares paralelas al contorno periférico del disco (Fig. 2). Una '' fisura radial '' es una separación vertical, horizontal u oblicua de fibras anulares que se extienden desde el núcleo periféricamente hacia o a través del anillo. Una "fisura transversal" es una fisura radial orientada horizontalmente, pero el término a veces se usa en un sentido más estricto para referirse a una fisura orientada horizontalmente limitada al anillo periférico que puede incluir la separación de fibras anulares del hueso apofisario. Las fisuras anulares relativamente anchas, con estiramiento del margen anular residual, a veces incluyendo la avulsión de un fragmento anular, a veces se han denominado "espacios anulares", un término que es relativamente nuevo y no se acepta como estándar [27]. El término "fisuras" describe el espectro de estas lesiones y no implica que la lesión sea consecuencia de una lesión.

Figura 2: fisuras del anillo fibroso. Las fisuras del anillo fibroso se producen como separaciones radiales (R), transversales (T) y / o concéntricas (C) de las fibras del anillo. La fisura transversal representada es una fisura radial completamente desarrollada, orientada horizontalmente; el término "fisura transversal" se aplica a menudo a una separación menos extensa limitada al anillo periférico y sus uniones óseas.

El uso del término "lágrima" puede malinterpretarse porque la analogía con otras lágrimas tiene una connotación de lesión, lo cual es inapropiado en este contexto. El término '' fisura '' es el término correcto. Debe desaconsejarse el uso del término "lágrima" y, cuando aparece, debe reconocerse que generalmente se trata de un sinónimo de "fisura" y no refleja el resultado de la lesión. La versión original de este documento indicaba preferencia por el término "fisura", pero consideraba que los dos términos eran casi sinónimos. Sin embargo, en esta revisión, consideramos el término '' lágrima '' como un uso no estándar.

La degeneración puede incluir cualquiera o todos los siguientes: desecación, fibrosis, estrechamiento del espacio discal, abultamiento difuso del anillo más allá del espacio discal, fisuración (es decir, fisuras anulares), degeneración mucinosa del anillo, gas intradiscal [28], osteofitos de las apófisis vertebrales, defectos, cambios inflamatorios y esclerosis de las placas terminales [15, 29, 30, 31, 32, 33, 34].

La hernia se define ampliamente como un desplazamiento localizado o focal del material discal más allá de los límites del espacio discal intervertebral. El material del disco puede ser núcleo, cartílago, hueso apofisario fragmentado, tejido anular o cualquier combinación de los mismos. El espacio discal se define como craniad y caudal por las placas terminales del cuerpo vertebral y, periféricamente, por los bordes externos de las apófisis del anillo vertebral, excluyendo los osteofitos. El término '' localizado '' o '' focal '' se refiere a la extensión del material del disco menor que 25% (90 °) de la periferia del disco como se ve en el plano axial.

La presencia de tejido discal que se extiende más allá de los bordes de las apófisis del anillo, a lo largo de la circunferencia del disco, se denomina "abultada" y no se considera una forma de hernia (Fig. 3, parte superior derecha). El abombamiento asimétrico del tejido del disco mayor que 25% de la circunferencia del disco (Fig. 3, Parte inferior), a menudo visto como una adaptación a la deformidad adyacente, tampoco es una forma de hernia. Al evaluar la forma del disco para una hernia en un plano axial, la forma de las dos vértebras adyacentes debe considerarse [15, 35].

Figura 3: disco abultado. (Arriba a la izquierda) Disco normal (para comparación); ningún material de disco se extiende más allá de la periferia del espacio discal, representado aquí por la línea discontinua. (Arriba a la derecha) Disco abultado simétrico; el tejido anular se extiende, generalmente en menos de 3 mm, más allá de los bordes de las apófisis vertebrales simétricamente en toda la circunferencia del disco. (Abajo) Disco protuberante asimétrico; el tejido anular se extiende más allá de los bordes de la apófisis vertebral, asimétricamente mayor que 25% de la circunferencia del disco.

Los discos herniados pueden clasificarse como protrusión o extrusión, según la forma del material desplazado.

La protrusión está presente si la mayor distancia entre los bordes del material del disco que se presenta fuera del espacio del disco es menor que la distancia entre los bordes de la base del material del disco que se extiende fuera del espacio del disco. La base se define como el ancho del material del disco en el margen exterior del espacio de disco del origen, donde el material del disco desplazado más allá del espacio del disco es continuo con el material del disco dentro del espacio del disco (Fig. 4). La extrusión está presente cuando, en al menos un plano, cualquier distancia entre los bordes del material del disco más allá del espacio del disco es mayor que la distancia entre los bordes de la base del material del disco más allá del espacio del disco o cuando no existe continuidad entre ellos el material del disco más allá del espacio del disco y dentro del espacio del disco (Fig. 5). La última forma de extrusión se especifica o se subclasifica mejor como secuestro si el material del disco desplazado ha perdido continuidad completamente con el disco principal (Fig. 6). El término migración puede usarse para indicar el desplazamiento del material del disco lejos del sitio de extrusión. Los discos herniados en dirección craneocaudada (vertical) a través de un espacio en la placa terminal del cuerpo vertebral se denominan hernias intravertebrales (nódulos de Schmorl) (Fig. 7).

Figura 4: disco herniado: protrusión. (Izquierda) Las imágenes sagitales axiales y (derecha) muestran material discal desplazado que se extiende más allá de 25% del espacio discal, siendo la medida más grande, en cualquier plano, del material discal desplazado menor que la medida de la base del disco desplazado material en el espacio de disco del origen, medido en el mismo plano.
Figura 5: disco herniado: extrusión. (Izquierda) Las imágenes sagitales axiales y (derecha) demuestran que la medida más grande del material discal desplazado es mayor que la base del material discal desplazado en el espacio discal de origen, cuando se mide en el mismo plano.
Figura 6: disco herniado: secuestro. (Izquierda) Las imágenes sagitales axiales y (derecha) muestran que un disco secuestrado es un disco extruido en el que el material del disco desplazado ha perdido toda conexión con el disco de origen.
Figura 7: Hernia intravertebral (nodo de Schmorl). El material del disco se desplaza más allá del espacio discal a través de la placa terminal vertebral hacia el cuerpo vertebral, como se muestra aquí en la proyección sagital

Las hernias de disco se pueden categorizar más específicamente como contenidas, si la porción desplazada está cubierta por fibras del anillo externo y / o el ligamento longitudinal posterior, o no contenida cuando está ausente de dicha cubierta. Si los márgenes de la protuberancia del disco son uniformes en la tomografía axial computarizada (TC) o en la resonancia magnética (RM), entonces el material discal desplazado probablemente esté contenido por el ligamento longitudinal posterior y quizás unas pocas fibras anulares posteriores superficiales [21, 35, 36, 37]. Si el margen posterior de la protuberancia del disco es irregular, es probable que la hernia no esté contenida. El tejido del disco desplazado se describe típicamente por ubicación, volumen y contenido, como se explica más adelante en este documento.

En la sección Discusión se discute un esquema alternativo para distinguir protrusión de extrusión.

Trauma

La categoría de trauma incluye la interrupción del disco asociada con evidencia física y / o de imagen de fractura y / o dislocación violenta y no incluye lesión repetitiva, contribución de un trauma menos violento al proceso degenerativo, fragmentación de la apófisis del anillo junto con hernia discal, o anormalidades de disco en asociación con subluxaciones degenerativas. Si una lesión '' menos que violenta '' ha contribuido o se ha superpuesto a un cambio degenerativo es un juicio clínico que no puede basarse solo en las imágenes; por lo tanto, desde el punto de vista de la descripción de las imágenes, dichos discos, en ausencia de pruebas de imagen significativas de una lesión violenta asociada, deberían clasificarse como degeneración en lugar de trauma.

Inflamación / Infección

La categoría de inflamación / infección incluye infección, discitis inflamatoria similar a la infección y respuesta inflamatoria a la espondiloartropatía. También incluye espondilitis inflamatoria de la placa subcondral y la médula ósea manifestada por cambios MRI Modic Tipo I [29, 30, 38] y generalmente asociada a cambios patológicos degenerativos en el disco. Para simplificar el esquema de clasificación, la categoría incluye condiciones dispares; por lo tanto, cuando los datos lo permitan, el diagnóstico debe ser subcategorizado para la especificidad apropiada.

Neoplasia

Los cambios morfológicos primarios o metastásicos de los tejidos del disco causados ​​por malignidad se clasifican como neoplasia, con subcategorización para la especificidad apropiada.

Misas paradiscales misceláneas de origen incierto

Aunque la mayoría de los quistes intraespinales son de origen meníngeo o sinovial, una minoría surge del disco y crea una paradiscal masa que no contiene material nuclear. Sangrado y / o edema epidural, sin relación con trauma o otro origen conocido puede crear un paradiscal masa o puede aumentar el tamaño del material del disco herniado. Tales quistes y hematomas pueden verse de forma aguda y no acompañados por otra patología o pueden ser un componente de la patología crónica del disco.

Morfológico Variante de S desconocidaignificancia

Las instancias en las que los datos sugieren una morfología anormal del disco, pero en los que los datos no son lo suficientemente completos como para respaldar una categorización de diagnóstico, se pueden categorizar como una variante morfológica de significado desconocido.

Discusión de la nomenclatura en Detail

Este documento proporciona una nomenclatura que facilita la descripción de los hallazgos quirúrgicos, endoscópicos o cadavéricos, así como los hallazgos de imagen; y también, con la advertencia de que aborda solo la morfología del disco, facilita la comunicación para los pacientes, las familias, los empleadores, las aseguradoras y las autoridades legales y sociales, y permite la acumulación de datos más confiables para la investigación.

Normal DISC

La categorización de un disco como "normal" significa que el disco está completo y normalmente desarrollado y libre de cualquier cambio de enfermedad, trauma o envejecimiento. Solo se considera la morfología, y no el contexto clínico. Las personas clínicamente '' normales '' (asintomáticas) pueden tener una variedad de hallazgos de imagen inofensivos, incluyendo variaciones congénitas o de desarrollo de discos, abultamiento menor de los anillos, desecación relacionada con la edad, osteofitos del cuerpo vertebral marginal anterior y lateral, prominencia del material discal más allá de una placa de extremo como resultado de la luxación de un cuerpo vertebral en relación con el cuerpo vertebral adyacente (especialmente común en L5-S1), y así sucesivamente [39]. Sin embargo, según la nomenclatura y clasificación basadas en la morfología de este artículo, dichos discos individuales no se consideran "normales", sino que se describen por sus características morfológicas, independientemente de su importancia clínica, a menos que se especifique lo contrario.

Disco con fisuras del anillo

Existe un acuerdo general sobre las diversas formas de pérdida de integridad del anillo, como las fisuras radiales, transversales y concéntricas. Yu et al. [40] ha demostrado que las fisuras anulares, incluidos los tipos radial, concéntrico y transversal, están presentes en casi todos los discos degenerados [41]. Si el disco se deshidrata en una exploración de MRI, es probable que haya al menos una o más fisuras pequeñas en el anillo. Las fisuras anulares relativamente anchas, radialmente dirigidas, con estiramiento del margen anular residual, a veces con avulsión de un fragmento anular, a veces se han denominado "espacios anulares", aunque el término es relativamente nuevo y no se acepta como estándar [27 ]

Los términos "fisura anular" y "rotura anular" se han aplicado a los hallazgos en imágenes de resonancia magnética ponderadas por T2 de zonas de alta intensidad localizadas (HIZ) dentro del anillo [30, 42, 43, 44]. Las zonas de alta intensidad representan tejido fluido y / o de granulación y pueden mejorarse con gadolinio. Se producen fisuras en todos los discos degenerativos, pero no todas se visualizan como HIZ. La discografía revela algunas fisuras no vistas por la resonancia magnética, pero no todas las fisuras se visualizan por discografía. La descripción de los hallazgos por imágenes es más precisa cuando se limita a la observación de una HIZ o una fisura demostrada de manera discográfica, con la advertencia comprendida de que existe una concordancia incompleta con las HIZ, las imágenes discográficas y las fisuras observadas anatómicamente.

Ya en el documento 1995 NASS, los autores han recomendado que tales lesiones se denominen "fisuras" en lugar de "lágrimas", principalmente por la preocupación de que la palabra "rotura" pueda interpretarse erróneamente como una etiología traumática. [9, 30, 45, 46]. Debido a la posible falta de comprensión del término "rotura anular" y la consiguiente presunción de que el hallazgo de una fisura anular indica que ha habido una lesión, el término "rotura anular" debe considerarse no estándar y "fisura anular" 'ser el término preferido. La observación por imágenes de una fisura anular no implica una lesión o síntomas relacionados, sino que simplemente define el cambio morfológico en el anillo.

Degenerado DISC

Debido a que existe una confusión en la diferenciación de los cambios de los procesos patológicos degenerativos en el disco de los del envejecimiento normal [17, 31, 47, 48, 49], la clasificación '' disco degenerado '' incluye todos esos cambios, por lo tanto no obligar al observador a diferenciar lo patológico de la consecuencia normal del envejecimiento.

Las percepciones de lo que constituye el proceso de envejecimiento normal de la columna vertebral han sido muy influenciadas por estudios anatómicos postmortem que incluyen un número limitado de muestras, cosechadas de cadáveres de diferentes grupos de edad, con antecedentes médicos desconocidos y la presunción de ausencia de síntomas lumbares [23, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57]. Con tales métodos, el cambio patológico se confunde fácilmente con las consecuencias del envejecimiento normal. Resnick y Niwayama [31] enfatizaron las características diferenciadoras de dos procesos degenerativos que involucran el disco intervertebral que habían sido descritos previamente por Schmorl y Junghanns [58]; "espondilosis deformante", que afecta esencialmente el anillo fibroso y las apófisis adyacentes (Fig. 8, izquierda) y la "osteocondrosis intervertebral", que afecta principalmente al núcleo pulposo y las placas terminales del cuerpo vertebral y puede incluir una fisuración extensa del anillo fibroso que puede ser seguido por atrofia (Fig. 8, Derecha). Aunque Resnick y Niwayama declararon que la causa de las dos entidades era desconocida, otros estudios sugieren que la espondilosis deformante es la consecuencia del envejecimiento normal, mientras que la osteocondrosis intervertebral, a veces también llamada "disco deteriorado", resulta claramente patológica, aunque no necesariamente sintomático, procesa [29, 31, 42, 59, 60].

Figura 8: Tipos de degeneración del disco por criterios radiográficos. (Izquierda) La espondilosis deformante se manifiesta por osteofitos apofisarios, con preservación relativa del espacio discal. (Derecha) La osteocondrosis intervertebral se caracteriza por el estrechamiento del espacio discal, la fisura severa y la erosión del cartílago de la placa terminal.

Los grados de degeneración de disco se han graduado en base a la morfología macroscópica de las secciones sagitales medianas de la columna lumbar (esquema de Thompson) [19]; observaciones de TC posdiscograficas de la integridad del interior del disco (clasificacion de Dallas) (Fig. 9) [42]; Las observaciones de MRI de los cambios en la médula espinal del cuerpo adyacente al disco (clasificación Modic) [30], (Fig. 10); y cambios revelados por MRI en el núcleo (clasificación Pfirrmann) [61]. Se han propuesto varias modificaciones de estos esquemas para satisfacer necesidades clínicas y de investigación específicas [17, 35, 62, 63].

Figura 9: Integridad interna del disco. La extensión de la fisuración radial, tal como se visualiza en la TC de postdiscografía, calificó de 0 a 5 según la clasificación del Discograma de Dallas Modificado, como se muestra.
Figura 10: cambios reactivos en la médula corporal vertebral. Estos cambios en la señal de la médula ósea adyacentes a un disco degenerado en imágenes de resonancia magnética. Las secuencias ponderadas de T1 y T2 se clasifican con frecuencia como Modic I (arriba izquierda), Modic II (arriba derecha) o Modic III (abajo).

Hernia DISC

Las necesidades de las prácticas comunes hacen necesario un término de diagnóstico que describa el material del disco más allá del espacio del disco intervertebral. El disco herniado, el núcleo pulposo herniado (HNP), el disco roto, el disco prolapso (usado inespecífico), el disco protruido (usado inespecífico) y el disco abultado (usado inespecífico) han sido utilizados en la literatura de diversas maneras para denotar un desplazamiento imprecisamente definido de material del disco más allá del espacio intermedio. La ausencia de una comprensión clara del significado de estos términos y la falta de definición de los límites que deberían colocarse en un término general ideal han creado una gran confusión en la práctica clínica y en los intentos de hacer comparaciones significativas de los estudios de investigación.

Para el diagnóstico general de desplazamiento del material discal, el único término que se usa con mayor frecuencia y crea la menor confusión es el "disco herniado". El "núcleo pulposo herniado" es inexacto porque otros materiales distintos del núcleo (cartílago, hueso apofisario fragmentado). y anillo anular fragmentado) son componentes comunes del material discal desplazado [64]. '' Ruptura '' arroja una imagen de desgarro y, por lo tanto, conlleva más implicación de etiología traumática que '' hernia '', que transmite una imagen de desplazamiento en lugar de una alteración.

Aunque "protusión" ha sido utilizado por algunos autores en un sentido general no específico para indicar cualquier desplazamiento, el término tiene un significado específico más comúnmente utilizado para el cual es mejor reservarlo. '' Prolapso '', que se ha usado como un término general, como sinónimo del significado específico de protrusión, o para denotar una migración inferior del material del disco extruido, no se utiliza con frecuencia de manera que proporcione un significado específico y se considera mejor como no estándar, en deferencia a los términos más específicos '' protrusión '' y '' extrusión ''.

Al excluir otros términos, y por razones de simplicidad y uso común, el "disco herniado" es el mejor término general para indicar el desplazamiento del material del disco. El término es apropiado para indicar la categoría de diagnóstico general cuando se refiere a un disco específico y para incluir varios tipos de desplazamientos cuando se habla de grupos de discos. El término incluye discos que pueden caracterizarse adecuadamente por términos más específicos, como "disco protruido" o "disco extruido". El término "disco herniado", como se define en este trabajo, se refiere al desplazamiento localizado de núcleo, cartílago, hueso apofisario fragmentado o tejido anular fragmentado más allá del espacio discal intervertebral. '' Localizado '' se define como menos del 25% de la circunferencia del disco. El espacio discal está definido, craniad y caudal, por las placas terminales del cuerpo vertebral y, periféricamente, por los bordes de las apófisis del anillo vertebral, excluyendo la formación de osteofitos. Esta definición se consideró más práctica, especialmente para la interpretación de estudios de imágenes, que una definición patológica que requiere la identificación del material discal forzado a salir de la posición normal a través de un defecto anular. El desplazamiento del material discal, ya sea a través de una fractura o defecto en la placa ósea o junto con fragmentos desplazados de las paredes fracturadas del cuerpo vertebral, puede describirse como disco "herniado", aunque dicha descripción debe acompañar a la descripción de la fractura a fin de evitar confusiones con la herniación primaria del material del disco. El desplazamiento de los materiales del disco de un lugar a otro dentro del espacio intermedio, como ocurre con la migración intraanular del núcleo sin desplazamiento más allá del espacio intermedio, no se considera una hernia.

Para ser considerado "herniado", el material del disco debe desplazarse de su ubicación normal y no simplemente representar un crecimiento adquirido más allá de los bordes de las apofisis, como es el caso cuando los tejidos conectivos se desarrollan en espacios entre osteofitos o cuando el tejido anular se desplaza detrás de una vértebra como adaptación a la subluxación. Por lo tanto, la hernia solo puede ocurrir en asociación con la alteración del anillo normal o, como en el caso de la hernia intravertebral (nodo de Schmorl), un defecto en la placa terminal del cuerpo vertebral.

Los detalles de la arquitectura interna del anillo a menudo no se visualizan ni siquiera con la mejor calidad de MRI [21]. La distinción de la hernia se realiza mediante la observación del desplazamiento del material del disco más allá de los bordes de la apófisis del anillo que es "focal" o "localizado", lo que significa menos del 25% de la circunferencia del disco. La línea de corte 25% se establece por convención para dar precisión a la terminología y no designa la etiología, la relación con los síntomas o las indicaciones de tratamiento.

Los términos '' abombamiento '' o '' abultado '' se refieren a una extensión generalizada de tejido discal más allá de los bordes de las apofisis [65]. Tal abombamiento implica más del 25% de la circunferencia del disco y, por lo general, se extiende una distancia relativamente corta, generalmente menos de 3 mm, más allá de los bordes de las apófisis (Fig. 3). '' Abultamiento '' o '' abultado '' describe una característica morfológica de varias causas posibles. El abultamiento es a veces una variante normal (generalmente en L5-S1), puede ser consecuencia de una degeneración avanzada del disco o de una remodelación del cuerpo vertebral (como consecuencia de osteoporosis, trauma o deformidad de la estructura adyacente), puede ocurrir con laxitud ligamentosa en respuesta a la carga o movimiento angular, puede ser una ilusión causada por la protrusión del disco subligamentoso central posterior, o puede ser una ilusión a partir del promedio del volumen (particularmente con imágenes axiales de TC).

Abombarse, por definición, no es una hernia. La aplicación del término "abultada" a un disco no implica ningún conocimiento de la etiología, el pronóstico o la necesidad de tratamiento o implica la presencia de síntomas.

Un disco puede tener, simultáneamente, más de una hernia. Una hernia de disco puede estar presente junto con otros cambios degenerativos, fracturas o anormalidades del disco. El término "disco herniado" no implica ningún conocimiento de la etiología, la relación con los síntomas, el pronóstico o la necesidad de tratamiento.

Cuando los datos son suficientes para hacer la distinción, un disco herniado se puede caracterizar más específicamente como "sobresaliente" o "extruido". Estas distinciones se basan en la forma del material desplazado. No implican conocimiento del mecanismo por el cual ocurrieron los cambios.

Discos protruidos

Las protuberancias de disco son anormalidades focales o localizadas del margen del disco que involucran menos del 25% de la circunferencia del disco. Un disco sobresale si la mayor dimensión entre los bordes del material del disco que se presenta más allá del espacio del disco es menor que la distancia entre los bordes de la base del material del disco que se extiende fuera del espacio del disco. La base se define como el ancho del material del disco en el margen exterior del espacio de disco del origen, donde el material del disco desplazado más allá del espacio del disco es continuo con el material del disco dentro del espacio del disco (Fig. 4). El término "protrusión" solo es apropiado para describir el material del disco herniado, como se discutió anteriormente.

Discos extruidos

El término '' extruido '' es consistente con el significado del lenguaje legible del material forzado de un dominio a otro a través de una apertura [37, 64]. Con referencia a un disco, la prueba de extrusión es el juicio de que, en al menos un plano, cualquier distancia entre los bordes del material del disco más allá del espacio del disco es mayor que la distancia entre los bordes de la base medida en el mismo plano o cuando no existe continuidad entre el material del disco más allá del espacio del disco y dentro del espacio del disco (Fig. 5). El material del disco extruido que no tiene continuidad con el disco de origen se puede caracterizar como "secuestrado" [53, 66] (Fig. 6). Un disco secuestrado es un subtipo de "disco extruido" pero, por definición, nunca puede ser un "disco sobresaliente". El material de disco extruido que se desplaza lejos del sitio de extrusión, independientemente de la continuidad con el disco, puede se llamará '' migrado '', un término que es útil para la interpretación de estudios de imágenes porque a menudo es imposible que las imágenes sepan si existe continuidad.

Las distinciones antes mencionadas entre protrusión y extrusión y entre contenido y no contenida se basan en la práctica común y la amplia aceptación de las definiciones en la versión original de este documento. Otro conjunto de criterios, propugnado por algunos profesionales respetados, define la extrusión como no contenida y protuberancia como una persistencia de contención, independientemente de las dimensiones relativas de la base a la parte desplazada del material del disco. Según estos criterios, una extrusión de disco se puede identificar por la presencia de una línea continua de baja intensidad de señal que rodea la hernia de disco. Afirman que las imágenes avanzadas actuales permiten esta base de distinción y que la presencia o ausencia de contención tiene más relevancia clínica que la morfología del material desplazado [35].

El estudio futuro determinará si su método será superior al método actualmente recomendado. El uso de la distinción entre '' protrusión '' y '' extrusión '' es opcional y algunos observadores pueden preferir utilizar, en todos los casos, el término más general '' hernia ''. A menudo se pueden hacer distinciones adicionales con respecto a la contención, continuidad, volumen, composición y ubicación del material del disco desplazado.

Contención, continuidad y Migration

El material de disco herniado puede ser "contenido" o "no contenida". La prueba de contención es si los tejidos del disco desplazado se mantienen por completo dentro de intacto anillo externo y / o fibras del ligamento longitudinal posterior. No se espera que el fluido o cualquier contraste que se haya inyectado en un disco con una hernia "contenida" se filtre en el canal vertebral. Aunque el ligamento longitudinal posterior y / o la membrana peridural pueden cubrir parcialmente los tejidos del disco extruido, dichos discos no se consideran "contenidos" a menos que el ligamento longitudinal posterior esté intacto. Las limitaciones técnicas de las modalidades de imágenes no invasivas actualmente disponibles (CT y MRI) a menudo impiden la distinción de un contenida de una hernia de disco no contenida. La CT-discografía no siempre permite distinguir si las piezas herniadas de un disco están contenidas, sino solo si hay comunicación entre el espacio discal y el canal vertebral.

Los fragmentos de discos desplazados a veces se caracterizan como '' libres ''. Un '' fragmento libre '' es sinónimo de '' fragmento secuestrado '', pero no es sinónimo '' incontestable ''. Un fragmento de disco debe considerarse '' libre '' o '' secuestrado '' solo si no hay continuidad restante del material del disco entre este y el disco de origen. Un disco puede ser "no contenida", con la pérdida de la integridad del ligamento longitudinal posterior y el anillo externo, pero aún tiene continuidad entre el material del disco herniado / desplazado y el disco de origen.

El término disco o fragmento "migrado" se refiere al desplazamiento de la mayor parte del material discal desplazado lejos de la abertura en el anillo a través del cual el material se ha extruido. Algunos fragmentos migrados serán secuestrados, pero el término "migrado" se refiere solo a la posición y no a la continuidad.

Los términos "cápsula" y "subcapsular" se han usado para referirse a la contención mediante una combinación no especificada de anillo y ligamento. Estos términos no son preferidos.

Refiriéndose específicamente al ligamento longitudinal posterior, algunos autores han distinguido el material del disco desplazado como "subligamentoso", "extraligamentoso", "transligamentoso" o "perforado". Se prefiere el término "subligamentoso". como un equivalente a '' contenido ''.

Volumen y composición de M desplazadoaterial

Un esquema para definir el grado de compromiso del conducto producido por el desplazamiento discal debe ser práctico, objetivo, razonablemente preciso y clínicamente relevante. Un esquema simple que cumpla con los criterios utiliza mediciones bidimensionales tomadas de una sección axial en el sitio del compromiso más severo. El compromiso del canal de menos de un tercio del canal en esa sección es "leve", entre uno y dos tercios es "moderado" y más de dos tercios es "severo". La misma clasificación puede ser aplicado para la implicación del foraminal.

Tales caracterizaciones de volumen describen solo el área de sección transversal en una sección y no tienen en cuenta el volumen total de material desplazado; proximidad, compresión y distorsión de las estructuras neuronales; u otras características potencialmente significativas, que el observador puede detallar más por descripción narrativa.

La composición del material desplazado puede caracterizarse por términos tales como nuclear, cartilaginoso, óseo, calcificado, osificado, colágeno, cicatrizado, desecado, gaseoso o licuado.

La importancia clínica relacionada con la observación del volumen y la composición depende de la correlación con los datos clínicos y no se puede inferir de los datos morfológicos solamente.

Ubicación

Bonneville propuso un sistema alfanumérico útil y simple para clasificar, de acuerdo con la ubicación, la posición de los fragmentos de disco que han migrado en el plano horizontal o sagital [6, 13]. Utilizando límites anatómicos familiares para los cirujanos, Wiltse propuso otro sistema [14, 67]. Las '' zonas '' anatómicas y los '' niveles '' se definen utilizando los siguientes puntos de referencia: borde medial de las facetas articulares; bordes medial, lateral, superior e inferior de los pedículos; y planos coronal y sagital en el centro del disco. En el plano horizontal (axial), estos puntos de referencia determinan los límites de la zona central, la zona subarticular (receso lateral), la zona del foraminal, la zona extraforaminal y la zona anterior, respectivamente (Fig. 11). En el plano sagital (craneocaudal), determinan los límites del nivel del disco, el infrapedicular nivel, el nivel pedicular, y el suprapedicular nivel, respectivamente (Fig. 12). El método no es tan preciso como los dibujos muestran porque los bordes tales como los bordes medial de las facetas y las paredes de los pedículos son curvos, pero el método es simple, práctico y de uso común.

Figura 11: Zonas anatómicas representadas en proyecciones axiales y coronales.
Figura 12: niveles anatómicos representados en proyecciones sagital y coronal.

Al pasar del lateral central al lateral derecho en el plano axial (horizontal), la ubicación puede definirse como central central derecha, subarticular derecha, foraminal derecho o extraforaminal derecho. El término "paracentral" es menos preciso que definir "central derecha" o "central izquierda", pero es útil para describir grupos de discos que incluyen ambos, o cuando se habla informalmente, cuando el lado no es significativo. Para el informe de observaciones de imágenes de un disco específico, '' central derecha '' o '' central izquierda '' debe reemplazar el uso del término '' paracentral ''. El término '' lateral '' a veces se utiliza como sinónimo de ' 'extraforaminal'. '

En el plano sagital, la ubicación puede definirse como discal, infrapedicular, suprapedicular o pedicular. En el plano coronal, anterior, en relación con el disco, significa ventral al plano mediocoronal del centro.

Glosario

Nota: algunos términos y definiciones incluidos en este Glosario no se recomiendan como terminología preferida, pero se incluyen para facilitar la interpretación del uso vernáculo y, en algunos casos, incorrecto. Las definiciones preferidas se enumeran primero. Las definiciones no estándar se colocan entre paréntesis, y por consenso de los grupos de trabajo organizativos, no deben usarse de la manera descrita. Algunos términos también se etiquetan como coloquiales, con una designación adicional sobre si se consideran no preferidos o no estándar.

Hernia discal aguda: una hernia de disco de una ocurrencia relativamente reciente. Nota: la reacción inflamatoria paradiscal y la señal relativamente brillante del material discal en las imágenes ponderadas con T2 sugieren una relativa agudeza. Sin embargo, tales cambios pueden persistir durante meses. Por lo tanto, en ausencia de correlación clínica y / o estudios en serie, no es posible fechar con precisión mediante imágenes cuando se produjo una hernia. Un material de disco con hernia aguda puede tener una señal más brillante en las secuencias de MRI ponderadas por T2 que el disco del que se origina el material del disco [46, 59, 64, 68] Tenga en cuenta que una hernia relativamente aguda se puede superponer a una hernia previamente existente. Una hernia discal aguda puede remitir espontáneamente sin un tratamiento específico. Ver: hernia discal crónica.

Disco de envejecimiento: disco que demuestra cualquiera de los diversos efectos del envejecimiento en el disco. La pérdida de contenido de agua del núcleo ocurre antes de los cambios de MRI, seguidos por la progresión de cambios manifiestos de MRI consistentes con la pérdida progresiva de contenido de agua y el aumento de colágeno y la agregación de proteoglicanos. Ver la clasificación Pfirrmann.

Fisura anular: separaciones entre fibras anulares, separaciones de fibras de las inserciones de sus cuerpos vertebrales, o separaciones de fibras que se extienden radialmente, transversalmente o concéntricamente, involucrando una o más capas de las laminillas anulares. Tenga en cuenta que los términos '' fisura '' y '' lágrima '' a menudo se han utilizado como sinónimos en el pasado. El término "lágrima" no es apropiado para describir hallazgos de imágenes y no debe utilizarse (desgarro: no estándar). Ninguno de los términos sugiere lesión o implica algún conocimiento de etiología, ni el término implica ninguna relación con los síntomas o que el disco es un probable generador de dolor, y ninguno de los términos implica ninguna necesidad de tratamiento. Ver también: espacio anular, ruptura anular, rotura anular, fisura concéntrica, HIZ, fisura radial, fisura transversal.

Espacio anular (no estándar): anormalidad de atenuación focal (TC) o señal (IRM), a menudo de forma triangular, en la cara posterior del disco, que probablemente representa el ensanchamiento de una fisura anular radialmente dirigida, fisuras anulares bilaterales con una avulsión del fragmento anular intermedio , o una avulsión de una zona focal de anillo macerado.

Ruptura anular: alteración de las fibras del anillo por una lesión violenta repentina. Este es un diagnóstico clínico; el uso del término es inapropiado para una descripción de imagen pura, que en su lugar debe centrarse en una descripción detallada de los hallazgos. El anillo roto es no sinónimo de '' fisura anular '' o '' disco roto ''.

Lágrima anular, anillo rasgado (no estándar): ver la fisura del anillo y la ruptura del anillo.

Desplazamiento anterior: desplazamiento de los tejidos del disco más allá del espacio discal en la zona anterior.

Zona anterior: zona peridica que es anterior al plano mediocoronal del cuerpo vertebral.

Anulus, annulus (forma abreviada del anillo fibroso): tejido fibroso multilaminado que forma la periferia de cada espacio discal, que se une, craniad y caudal, al cartílago de la placa terminal y un anillo apofisario y se fusiona centralmente con el núcleo pulposo. Nota: o anulus o annulus es la ortografía correcta. Nomina Anatomica usa ambas formas, mientras que Terminologia Anatomica dice '' anulus fibrosus '' [22] Fibrosus no tiene una ortografía alternativa correcta; la fibrosis tiene un significado diferente y es incorrecta en este contexto.

Abultamiento asimétrico: presencia de más del 25% del anillo externo más allá del perímetro de las vértebras adyacentes, más evidente en una sección de la periferia del disco que en otra, pero no lo suficientemente focal como para que se caracterice como una protuberancia. Nota: el abombamiento discal asimétrico es una observación morfológica que puede tener varias causas y no implica etiología o asociación con los síntomas. Ver protuberancia.

Disco globo (coloquial, no estándar): aumento aparente difuso del disco en la extensión superior-inferior debido a la inclinación de las placas terminales vertebrales debido al debilitamiento del hueso como en la osteoporosis severa.

Base (del disco desplazado): el área de sección transversal del material de disco en el margen exterior del espacio de disco de origen, donde el material de disco más allá del espacio de disco es continuo con material de disco dentro del espacio de disco. En la dirección craneocaudal, la longitud de la base no puede exceder, por definición, la altura del espacio intervertebral. En imágenes axiales, la base se refiere al ancho en el margen exterior del espacio discal, del origen de cualquier material de disco que se extienda más allá del espacio discal.

Disco negro (coloquial, no estándar): ver disco oscuro.

Disco abultado, protuberancia (sustantivo [n]), bulto (verbo [v])

  1. Un disco en el cual el contorno del anillo externo se extiende, o parece extenderse, en el plano horizontal (axial) más allá de los bordes del espacio discal, generalmente superior a 25% (90 °) de la circunferencia del disco y generalmente menos que 3 mm más allá de los bordes de la apófisis del cuerpo vertebral.
  2. (No estándar) Disco en el que el margen exterior se extiende sobre una base ancha más allá de los bordes del espacio del disco.
  3. (No estándar) Desplazamiento suave, difuso y suave de disco.
  4. (No estándar) Cualquier desplazamiento de disco a nivel discal.

Nota: abultamiento es una observación del contorno del disco externo y no es un diagnóstico específico. El abultamiento se ha atribuido a la redundancia del anillo, secundario a la pérdida de altura del espacio discal, laxitud ligamentosa, respuesta a la carga o movimiento angular, remodelación en respuesta a patología adyacente, hernia no reconocida y atípica e ilusión del promedio del volumen en CT axial imágenes. El abultamiento leve del disco posterior simétrico puede ser un hallazgo normal en L5-S1. El abombamiento puede o no representar un cambio patológico, una variante fisiológica o la normalidad. El abombamiento no es una forma de hernia; los discos que se sabe tienen hernia deben diagnosticarse como hernia o, cuando corresponda, como tipos específicos de hernia. Ver: disco herniado, disco protruido, disco extruido.

Disco calcificado calcificación dentro del espacio discal, sin incluir los osteofitos en la periferia del espacio discal.

Cavitación: espacios, quistes, hendiduras o cavidades formadas dentro del núcleo y el anillo interno de la degeneración del disco.

Ver disco de vacío.

Zona central: zona dentro del canal vertebral entre los planos sagitales a través de los bordes medial de cada faceta. Nota: el centro de la zona central es un plano sagital a través del centro del cuerpo vertebral. Las zonas a ambos lados del plano central son central derecho y central izquierda, que son términos preferidos cuando se conoce el lado, como cuando se informan resultados de imágenes de un disco específico. Cuando el lado no está especificado, o está agrupado con ambos lados derecho e izquierdo, el término paracentral es apropiado.

Hernia de disco crónica: una distinción clínica que una hernia de disco es de larga duración. No existen definiciones universalmente aceptadas de los intervalos que distinguen entre hernias discales agudas, subagudas y crónicas. Las resonancias magnéticas en serie que revelan hernias discales que no cambian en apariencia a lo largo del tiempo se pueden caracterizar como crónicas. Las hernias discales asociadas con calcificación o gases en la TC pueden sugerirse como crónicas. Aun así, la presencia de calcificación o gas no descarta una hernia de disco agudo. Tenga en cuenta que una hernia discal aguda puede superponerse a una hernia discal crónica. Las características de la señal de resonancia magnética pueden, en raras ocasiones, permitir la diferenciación de las hernias discales agudas y crónicas [16, 59, 64] En tales casos, el material del disco herniado agudo puede parecer más brillante que el disco de origen en las secuencias potenciadas en T2 [46, 59, 61] Además, vea el complejo disc-osteophyte.

Osteofito de la garra crecimiento óseo que se produce muy cerca del borde del disco, desde la apófisis del cuerpo vertebral, dirigido, con una configuración de barrido, hacia la parte correspondiente del cuerpo vertebral opuesto al disco.

Disco o núcleo colagenizado: un disco en el cual el mucopolisacárido del núcleo ha sido reemplazado por tejido fibroso.

Disco de comunicación, comunicación (n), comunicación (v) (no estándar): la comunicación se refiere a la interrupción en la periferia del anillo del disco, lo que permite el paso libre del fluido inyectado dentro del disco al exterior del disco, como se puede observar durante la discografía. No es sinónimo de '' no contento ''. Ver '' disco contenido '' y '' disco no contenido ''.

Fisura concéntrica: fisura del anillo caracterizado por la separación de las fibras anulares en un plano aproximadamente paralelo a la curva de la periferia del disco, creando espacios llenos de líquido entre las lamelas anulares adyacentes. Ver: fisuras radiales, fisuras transversales, HIZ.

Hernia contenida, contención (n), contener (v)

  1. Tejido de disco desplazado que existe totalmente dentro de un perímetro externo de ininterrumpido anillo externo o ligamento longitudinal posterior.
  2. (No estándar) Un disco con su contenido en su mayoría, pero no del todo, dentro del anillo o cápsula.
  3. (No estándar) Un disco con elementos desplazados dentro de cualquier investidura del canal vertebral.

Un disco que está menos que totalmente contenido por el anillo, pero bajo un ligamento longitudinal posterior distinto, está contenido. La designación de '' contenido '' o '' no contento '' define la integridad de las estructuras ligamentosas que rodean el disco, una distinción que a menudo, pero no siempre es posible, mediante imágenes avanzadas. En las tomografías computarizadas y de resonancia magnética, las hernias contenidas suelen tener un margen suave, mientras que las hernias no contenidas suelen tener márgenes irregulares porque el anillo y el ligamento longitudinal posterior han sido penetrados por el material del disco [35, 37] La CT-discografía tampoco siempre permite distinguir si están contenidas las hernias de un disco, sino solo si existe comunicación entre el espacio discal y el canal vertebral.

Continuidad: conexión del tejido discal desplazado por un puente de tejido discal, por delgado que sea, al tejido dentro del disco de origen.

Clasificación de Dallas (de imágenes posdiscográficas): sistema de graduación comúnmente utilizado para el grado de fisuración anular visto en la formación de imágenes CT de discos después de la discografía. Dallas Grade 0 es normal; Grado 1: pérdida de contraste en el tercio interno del anillo; Grado 2: pérdida de contraste en los dos tercios internos del anillo; Grado 3: fuga a través de todo el espesor del anillo; Grado 4: el contraste se extiende circunferencialmente; Grado 5: el contraste se extravasa en el espacio epidural (ver discograma, discografía).

Disco oscuro (coloquial, no estándar): disco con núcleo que muestra una intensidad de señal disminuida en imágenes ponderadas con T2 (oscuras), generalmente debido a la desecación del núcleo secundario a la degeneración. También: disco negro (coloquial, no estándar). Ver: degeneración de disco, clasificación Pfirrmann.

Disco degenerado, degeneración (n), degenerado (v)

  1. Cambios en un disco caracterizado en diversos grados por uno o más de los siguientes: desecación, formación de hendidura, fibrosis y degradación gaseosa del núcleo; degradación mucinosa, fisuración y pérdida de integridad del anillo; defectos y / o esclerosis de las placas terminales; y osteofitos en las apófisis vertebrales.
  2. Representación de imagen de tales cambios, incluidos [35] hallazgos radiográficos estándar, como el estrechamiento del espacio discal y peridico osteofitos, hallazgos de discos de MRI (ver clasificación de Pfirrmann [61]), Hallazgos del disco CT (ver discografía / discografía y clasificación de Dallas [42]), y / o hallazgos de RM de vertebrales placa final y cambios reactivos en la médula adyacentes a un disco (ver clasificación Modica [38]).

Enfermedad degenerativa del disco (término no estándar cuando se usa como una descripción por imágenes): una afección caracterizada por manifestaciones de degeneración discal y síntomas que se cree que están relacionados con los cambios degenerativos. Nota: las conexiones causales entre los cambios degenerativos y los síntomas a menudo son distinciones clínicas difíciles. El término "enfermedad degenerativa del disco" conlleva implicaciones de la enfermedad que pueden no ser apropiadas si los únicos o principales indicadores de enfermedad provienen de estudios de imágenes, por lo que este término no se debe utilizar al describir los hallazgos de imagen. El término preferido para la descripción de las manifestaciones de imágenes es "disco degenerado" o "degeneración de disco", en lugar de "enfermedad de disco degenerativa".

Delaminación separación de fibras anulares circunferenciales a lo largo de los planos paralelos a la periferia del disco, que caracteriza una fisura concéntrica del anillo.

Disco desecado

  1. Disco con contenido reducido de agua, generalmente principalmente de tejidos nucleares.
  2. Manifestaciones de imágenes de reducido contenido de agua del disco, como intensidad de señal disminuida (oscura) en imágenes ponderadas T2, o de aparente contenido de agua reducido, como a partir de alteraciones en la concentración de glicosaminoglicanos hidrófilos. Ver también: disco oscuro (coloquial, no estándar).

Disco (disco): estructura compleja compuesta de núcleo pulposo, anillo fibroso, placas terminales cartilaginosas y anillo de cuerpo vertebral apophseal adjuntos del anillo. Nota: la mayoría de las publicaciones en inglés utilizan el '' disco '' de ortografía con más frecuencia que '' disco '' [1, 20, 22, 69, 70] Nomina Anatomica designa las estructuras como '' disci intervertebrales '' y Terminologia Anatomica como '' disco intervertebralis / disco intervertebral '' [22, 70] (Consulte '' nivel de disco '' para nombrar y numerar un disco en particular).

Altura del disco: La distancia entre los planos de las placas terminales de los cuerpos vertebrales se curvó y se dirigió hacia el disco. La altura del disco debe medirse en el centro del disco, no en la periferia. Si se mide en el margen posterior o anterior del disco en una imagen sagital de la columna vertebral, esto debe especificarse claramente como tal.

Nivel de disco: El nivel del disco y el canal vertebral entre los planos axiales a través de las placas de los extremos óseos de las vértebras craniad y caudal al disco que se describe.

  1. Un disco en particular se nombra mejor al nombrar la región de la columna vertebral y la vértebra por encima y por debajo; por ejemplo, el disco entre los cuerpos vertebrales lumbares cuarto y quinto se denomina "4-5 lumbar", comúnmente abreviado como L4-L5, y el disco entre el quinto cuerpo vertebral lumbar y el primer cuerpo vertebral sacro se llama " disco lumbosacro 'o' 'L5-S1.' 'Las anomalías comunes incluyen pacientes con seis vértebras lumbares o vértebras de transición en la unión lumbosacra que requieren, para mayor claridad, narrativa explicación de la denominación de los discos.
  2. (No estándar) En ocasiones, un disco está etiquetado por el cuerpo vertebral que está encima de él; por ejemplo, el disco entre L4 y L5 puede etiquetarse como "el disco L4".
  3. Nota: '' un segmento de movimiento '', numerado de la misma manera, es una unidad funcional de la columna vertebral, que comprende el cuerpo vertebral arriba y abajo, el disco, las articulaciones facetarias y los tejidos blandos de conexión y se referencia más a menudo con respecto a la estabilidad de la columna vertebral.

Disco de origen: disco del cual se originó un fragmento desplazado. Sinónimo: disco padre. Nota: dado que los fragmentos desplazados a menudo contienen tejidos distintos al núcleo, se prefiere el disco de origen al núcleo de origen. El disco principal es sinónimo, pero más coloquial y no preferido.

Espacio en el disco: espacio limitado, cráneod y caudal, por las placas terminales de las vértebras y periféricamente por los bordes de las apófisis del anillo del cuerpo vertebral, excluyendo los osteofitos. Sinónimo: espacio del disco intervertebral. Consulte el nivel de '' disco '' para nombrar y numerar discos.

Esclerosis vertebral discogénica: aumento de la densidad ósea y la calcificación adyacente a las placas finales de las vértebras, la críada y la cavidad, a un disco degenerado, a veces asociado con osteocondrosis intervertebral. Se manifiesta en la RMN como Modic Tipo III.

Discogram, discografía: un procedimiento de diagnóstico en el que se inyecta material de contraste en el núcleo del disco con guía y observación radiográfica, a menudo seguido de CT / discogram. El procedimiento a menudo va acompañado de mediciones de presión y evaluación de la respuesta al dolor (discografía provocativa). El grado de fisuración anular identificado por la discografía puede definirse por la clasificación de Dallas y sus modificaciones (consulte la clasificación de Dallas).

Complejo de disco-osteofito: desplazamiento del disco intervertebral, ya sea abultamiento, protrusión o extrusión, asociado con crestas calcificadas u osificación. A veces se llama disco duro o hernia discal crónica (no preferida). Se debe hacer una distinción entre "hernia discal espondilótica" o "hernia discal calcificada" (no preferida), los restos de una antigua hernia discal; y "disco abultado espondilótico", una cresta ósea de base amplia presumiblemente relacionada con un disco abultado crónico.

Disco desplazado (no estándar): un disco en el que el material del disco está más allá de los bordes exteriores de las apófisis del anillo del cuerpo vertebral (excluyendo osteofitos) de las vértebras cudadas y caudal, o, como en el caso de la hernia intravertebral, ha penetrado a través del extremo del cuerpo vertebral plato.

Nota: el disco desplazado es un término general que no implica el conocimiento de la patología subyacente, la causa, la relación con los síntomas o la necesidad de tratamiento. El término incluye, pero no se limita a, hernia de disco y migración de disco. Ver: disco herniado, disco migrado.

Membrana epidural: Ver membrana peridural.

Zona extraforaminal: la zona peridical más allá del plano sagital de los bordes laterales de los pedículos, que no tiene un borde lateral bien definido, pero definitivamente posterior a la zona anterior. Sinónimo: '' zona lateral lejana '', también '' zona alejada '' (no estándar).

Extraligamentoso: posterior o lateral al ligamento longitudinal posterior. Nota: el disco extraligamentoso se refiere al tejido discal desplazado que se localiza posterior o lateralmente al ligamento longitudinal posterior. Si el disco se ha extruido a través del ligamento longitudinal posterior, a veces se lo llama "transligamentoso" o "perforado" y si a través de la membrana peridural, a veces se lo refina a "transmembranoso".

Disco extrudido, extrusión (n), extrusión (v): un disco herniado en el cual, en al menos un plano, cualquier distancia entre los bordes del material del disco más allá del espacio del disco es mayor que la distancia entre los bordes de la base del material del disco más allá del espacio del disco en el mismo plano o cuando no existe continuidad entre el material del disco más allá del espacio del disco y dentro del espacio del disco. Nota: la definición preferida es consistente con la imagen común de extrusión, como una expulsión de material de un contenedor a través y más allá de una abertura. El desplazamiento más allá del anillo externo del material del disco con cualquier distancia entre sus bordes mayor que la distancia entre los bordes de la base distingue la extrusión de la protrusión. La mejor forma de distinguir la extrusión de la protrusión mediante imágenes es midiendo los bordes del material desplazado y la continuidad restante con el disco de origen, mientras que la relación de la porción desplazada con la abertura por la que pasa es más fácil de observar quirúrgicamente. Las características de protrusión y extrusión pueden coexistir, en cuyo caso el disco debe subcategorizarse como extruido. Los discos extruidos en los que se pierde toda continuidad con el disco de origen pueden caracterizarse como "secuestrados". El material del disco desplazado lejos del sitio de extrusión se puede caracterizar como "migrado". Véase: disco herniado, disco migrado. , disco sobresaliente.

Nota: Un esquema alternativo es adoptado por algunos radiólogos respetados que creen que tiene una mejor aplicación clínica. Este esquema define el disco extruido como sinónimo de "disco no contenido" y no utiliza medidas comparativas de la base en comparación con el material desplazado. Según esta definición, una extrusión de disco se puede identificar por la presencia de una línea continua de baja intensidad de señal que rodea la hernia discal. El estudio futuro determinará aún más la validez de esta definición alternativa. Ver: disco contenido.

Zona lateral lejana: la zona peridical más allá del plano sagital del borde lateral del pedículo, que no tiene un borde lateral bien definido, pero definitivamente posterior a la zona anterior. Sinónimo: '' zona extraforaminal ''.

Fisura del anillo: ver fisura anular

Zona foraminal: la zona entre los planos que pasan por los bordes medial y lateral de los pedículos. Nota: la zona foraminal a veces se denomina "zona pedicular" (no estándar), lo que puede ser confuso porque la zona pedicular también podría referirse a las mediciones en el plano sagital entre las superficies superior e inferior de un pedículo dado que se llama propiamente '' nivel peduncular ''. La zona foraminal también se denomina a veces '' zona lateral '' (no estándar), lo que puede ser confuso porque la '' zona lateral '' puede confundirse con '' rebaje lateral '' (zona subarticular ) y también puede significar zona extraforaminal o un área que incluye las zonas foraminal y extraforaminal.

Fragmento libre

  1. Un fragmento de disco que se ha separado del disco de origen y no tiene un puente continuo de tejido de disco con tejido de disco dentro del disco de origen. Sinónimo: disco secuestrado.
  2. (No estándar) Un fragmento que no está contenido dentro del perímetro exterior del anillo.
  3. (No estándar) Un fragmento que no está contenido dentro del anillo, el ligamento longitudinal posterior o la membrana peridural.

Nota: "disco secuestrado" y "fragmento libre" son prácticamente sinónimos. Cuando se hace referencia a la condición del disco, se prefiere la categorización como extruida con subcategorización como secuestrada, mientras que cuando se hace referencia específicamente al fragmento, se prefiere el fragmento libre.

Espacio del anillo: ver espacio anular.

Disco duro (coloquial): desplazamiento discal en el que la porción desplazada ha sufrido calcificación u osificación y puede estar íntimamente asociada con osteofitos apofisarios. Nota: el término "disco duro" se usa con mayor frecuencia en referencia a la columna cervical para distinguir los cambios hipertróficos crónicos y reactivos en la periferia del disco de la extrusión más aguda del tejido blando, predominantemente nuclear. Ver: hernia discal crónica, complejo disco-osteofito.

Hernia discal, hernia (n), hernia (v): desplazamiento localizado o focal del material del disco más allá del margen normal del espacio del disco intervertebral. Nota: '' localizado '' o '' focal '' significa, por convención, menos de 25% (90 °) de la circunferencia del disco.

El material del disco herniado puede incluir núcleo pulposo, cartílago, hueso apofisario fragmentado o tejido del anillo fibroso. Los márgenes normales del espacio discal intervertebral se definen, craniad y caudal, por las placas terminales del cuerpo vertebral y periféricamente por los bordes de las apófisis del anillo del cuerpo vertebral, excluyendo las formaciones osteofíticas. El disco herniado generalmente se refiere al desplazamiento de los tejidos del disco a través de una interrupción en el anillo, con la excepción de las hernias intravertebrales (ganglios de Schmorl) en las que el desplazamiento es a través de la placa vertebral del extremo. Los discos herniados se pueden subcategorizar adicionalmente como protruidos o extruidos. El disco herniado a veces se denomina HNP, pero se prefiere el término "disco herniado" porque los tejidos discales desplazados a menudo incluyen cartílago, fragmentos óseos o tejidos anulares. Los términos "prolapso" y "ruptura" cuando se refieren a hernias discales no son estándar y su uso debe suspenderse. Nota: "disco herniado" es un término que no implica conocimiento de la patología subyacente, la causa, la relación con los síntomas o la necesidad de tratamiento.

Hernia de núcleo pulposo (HNP, no preferido): vea disco herniado.

Zona de alta intensidad (HIZ): área de alta intensidad en las imágenes de resonancia magnética ponderadas por T2 del disco, localizadas comúnmente en el anillo externo. Nota: HIZ dentro de la sustancia anular posterior puede indicar la presencia de una fisura anular dentro del anillo, pero estos términos no son sinónimos. Una HIZ en sí misma puede representar la fisura anular real o, alternativamente, puede representar tejido fibroso vascularizado (tejido de granulación) dentro de la sustancia del disco en un área adyacente a una fisura. La visualización de una HIZ no implica una etiología traumática o que el disco es una fuente de dolor.

Nivel infrapedicular: el nivel entre los planos axiales de los bordes inferiores de los pedículos se aproximaba al disco en cuestión y la placa terminal inferior del cuerpo vertebral por encima del disco en cuestión. Sinónimo: muesca vertebral superior.

Disrupción del disco interno: desorganización de estructuras dentro del disco. Ver desplazamiento intraanular

Espacio: ver espacio en disco

Condrosis intervertebral: ver osteocondrosis intervertebral.

Disco intervertebral: ver disco.

Espacio del disco intervertebral: ver espacio en disco

Osteocondrosis intervertebral: proceso degenerativo del disco y las placas terminales del cuerpo vertebral que se caracteriza por el estrechamiento del espacio discal, el fenómeno de vacío y los cambios reactivos del cuerpo vertebral. Sinónimo: osteocondrosis (no estándar).

Desplazamiento intraanular: desplazamiento del tejido central, predominantemente nuclear, a un sitio más periférico dentro del espacio discal, generalmente en una fisura en el anillo. Sinónimo: hernia intraanular (no estándar), hernia intradiscal. Nota: el desplazamiento intraanular se distingue de la hernia discal, es decir, la hernia de disco se refiere al desplazamiento de los tejidos del disco más allá del espacio discal. El desplazamiento intraanular es una forma de alteración interna. Cuando se hace referencia al desplazamiento intraanular, es mejor no utilizar el término "herniación" para evitar la confusión con la hernia discal.

Hernia intraanular (no estándar): ver desplazamiento intraanular

Hernia intradiscal (no estándar): ver desplazamiento intraanular

Hernia intradural: material del disco que ha penetrado en la duramadre de modo que se encuentre en una ubicación intramedular extramedular.

Hernia intravertebral: un desplazamiento de disco en el que una porción del disco se proyecta a través de la placa de extremo vertebral hacia el centro del cuerpo vertebral. Sinónimo: nodo Schmorl.

Receso lateral: esa porción de la zona subarticular que es medial al borde medial del pedículo. Se refiere a toda la región cefálica-caudal que existe medial al pedículo, donde la misma raíz nerviosa torácica o lumbar numerada se desplaza caudalmente antes de salir del foramen de la raíz nerviosa por debajo del margen caudal del pedículo. No se refiere al foramen de la raíz nerviosa en sí. Ver también zona subarticular.

Zona lateral (no estándar): ver zona foraminal.

Disco que se escapa (no estándar): ver disco de comunicación.

Vértebra limbus: separación de un segmento de la apófisis del anillo vertebral. Nota: la vértebra del limbo puede ser una anomalía del desarrollo causada por la falla en la integración de la apófisis osificante al cuerpo vertebral; una hernia crónica (extrusión) del disco en el cuerpo vertebral en la unión del anillo apofisario fusionado, con separación de una porción del anillo con desplazamiento óseo; o una fractura a través del anillo apofisario asociado con hernia de disco intracuerpo. Esto ocurre en niños antes de que el anillo apofisario se fusione con el cuerpo vertebral. En adultos, una vértebra de limbo no se debe confundir con una fractura aguda. Una vértebra de limbo no implica que haya habido una lesión en el disco o en la placa final apofiseal adyacente.

Osteofito marginal: osteofito que sobresale desde y más allá del perímetro exterior de la apófisis de la placa terminal vertebral.

Cambios en la médula (del cuerpo vertebral): ver la clasificación Modic.

Disco migrado, migración (n), migración (v)

  • 1. Disco herniado en el que una parte del material del disco extruido se desplaza fuera de la fisura en el anillo externo a través del cual se ha extruido en el plano sagital o axial.
  • 2. (No estándar) Un disco herniado con un fragmento libre o secuestro más allá del nivel del disco.

Nota: la migración se refiere a la posición del material del disco desplazado, más que a su continuidad con el tejido del disco dentro del disco de origen; por lo tanto, no es sinónimo de secuestro.

Clasificación Modica (Tipo I, II y III) [30]: una clasificación de los cambios degenerativos que involucran las placas terminales vertebrales y los cuerpos vertebrales adyacentes asociados con la inflamación del disco y la enfermedad degenerativa del disco, como se ve en las imágenes por resonancia magnética. Tipo I se refiere a la intensidad de señal disminuida en imágenes de eco de spin potenciadas con T1 e intensidad de señal aumentada en imágenes ponderadas en T2, que representa la penetración de la placa terminal por tejido fibrovascular, cambios inflamatorios y tal vez edema. Los cambios de tipo I pueden ser crónicos o agudos. Tipo II se refiere a la intensidad de señal aumentada en imágenes ponderadas con T1 y a la intensidad de señal isointensa o aumentada en imágenes ponderadas con T2, lo que indica el reemplazo de la médula ósea normal por grasa. El tipo III se refiere a la intensidad de señal disminuida en las imágenes ponderadas tanto T1 como T2, lo que indica osteosclerosis reactiva (Véase: esclerosis vertebral discogénica).

Segmento de movimiento: la unidad funcional de la columna vertebral. Ver el nivel del disco.

Osteofito no marginales: un osteofito que ocurre en sitios distintos de la apófisis de la placa terminal vertebral. Ver: osteofito marginal.

Disco normal: un disco completo y normalmente desarrollado sin cambios atribuibles a trauma, enfermedad, degeneración o envejecimiento. Nota: muchas variaciones congénitas y de desarrollo pueden ser clínicamente normales; es decir, no están asociados con los síntomas, y ciertos cambios adaptativos en el disco pueden ser normales teniendo en cuenta la patología adyacente; Sin embargo, la mejor forma de clasificar e informar para fines médicos es que dichos discos no se consideren normales. Tenga en cuenta, sin embargo, que un hallazgo de disco considerado no normal no implica necesariamente una causa de signos clínicos o sintomatología; la descripción de cualquier variación del disco es independiente del juicio clínico con respecto a lo que es normal para un paciente determinado.

Núcleo de origen (no preferido): la porción central y nuclear del disco de referencia, generalmente utilizada para hacer referencia al disco del que se ha desplazado el tejido. Nota: dado que los fragmentos desplazados a menudo contienen tejidos distintos del núcleo, se prefiere el disco de origen al núcleo de origen. Sinónimo: disco de origen (preferido), núcleo parental (no preferido).

Osteocondrosis: ver osteocondrosis intervertebral.

Osteofito: hipertrofia focal de la superficie ósea y / o osificación de la fijación del tejido blando al hueso.

Paracentral: en la zona central derecha o izquierda del canal vertebral. Ver la zona central Nota: los términos "central derecha" o "central izquierda" son preferibles cuando se habla de un solo sitio cuando se puede especificar el lado, como cuando se informan los hallazgos de procedimientos de imágenes. '' Paracentral '' es apropiado si el lado no es significativo o si se habla de sitios mixtos.

Disco principal (no preferido): ver disco de origen.

Núcleo padre (no preferido): ver núcleo de origen, disco de origen.

Nivel pedicular: el espacio entre los planos axiales a través de los bordes superior e inferior del pedículo. Nota: el nivel pedicular se puede designar adicionalmente con referencia al disco en cuestión como '' nivel pedicular por encima '' o '' nivel pedicular por debajo '' del disco en cuestión.

Perforado (no estándar): ver transligamentoso

Membrana peridural: una membrana delicada y translúcida que se adhiere a la superficie inferior de la capa profunda del ligamento longitudinal posterior y se extiende lateral y posteriormente, rodeando el canal espinal óseo fuera de la duramadre. Las venas del plexo de Batson se encuentran en la superficie dorsal de la membrana peridural y lo perforan ventralmente. Sinónimo: membrana lateral, membrana epidural.

Clasificación Pfirrmann: un sistema de clasificación para la severidad de los cambios degenerativos dentro del núcleo del disco intervertebral. Un disco Pfirrmann Grado I tiene una señal alta uniforme en el núcleo en una resonancia magnética potenciada con T2; Grado II muestra una línea horizontal central de baja intensidad de señal en imágenes sagitales; Grado III muestra alta intensidad en la parte central del núcleo con menor intensidad en las regiones periféricas del núcleo; El Grado IV muestra una baja intensidad de señal en el centro y una difuminación de la distinción entre el núcleo y el anillo; y el Grado V muestra una señal baja homogénea sin distinción entre el núcleo y el anillo. [61]

Disco prolapsado, prolapso (n, v) (no estándar): el término se usa de diversas maneras para referirse a discos herniados. Su uso no está estandarizado y el término no aumenta la precisión de la descripción del disco, por lo que se considera no estándar en deferencia a "protrusión" o "extrusión".

Disco protruido, protrusión (n), protruido (v): 1. Una de las dos subcategorías de un "disco herniado" (el otro es un "disco extruido") en el cual el tejido del disco se extiende más allá del margen del espacio discal, involucrando menos del 25% de la circunferencia del margen del disco como se ve en el plano axial. La prueba de protrusión es que debe haber desplazamiento localizado del disco (menos del 25% de la circunferencia del disco) y la distancia entre los bordes correspondientes de la porción desplazada no debe ser mayor que la distancia entre los bordes de la base del material del disco desplazado en el espacio del disco de origen (ver la base del disco desplazado). Aunque a veces se usa como un término general en la forma en que se define la herniación, el uso del término "protrusión" se reserva mejor para la subcategorización de la hernia que cumpla con los criterios anteriores. 2. (no estándar) Cualquier tipo de hernia discal no especificada.

Fisura radial: ruptura de fibras anulares que se extienden desde el núcleo hacia afuera hacia la periferia del anillo, generalmente en el plano craniad-caudal (vertical), aunque, a veces, con componentes axiales horizontales (transversales). '' Fisura '' es el término preferido para el término no estándar '' lágrima ''. Ninguno de los términos implica conocimiento de lesión u otra etiología. Nota: Ocasionalmente, una fisura radial se extiende en el plano transversal para incluir una avulsión de las capas externas del anillo desde el anillo apofisario. Ver fisuras concéntricas, fisuras transversales.

Lesión del bordeno estándar): ver la vértebra del limbo.

Ruptura del anillo, ruptura del anillo: ver ruptura anular

Disco roto, ruptura (no estándar): un disco herniado. El término "disco roto" es un sinónimo incorrecto de disco herniado, que no debe confundirse con la interrupción violenta del anillo relacionado con la lesión. Su uso debe ser descontinuado.

Nodo Schmorl: ver hernia intravertebral.

Disco secuestrado, secuestro (n), secuestro (v); (variante: disco secuestrado): un disco extruido en el que una parte del tejido del disco se desplaza más allá del anillo externo y no mantiene la conexión del tejido discal con el disco de origen. Nota: un disco extruido se puede subcategorizar como "secuestrado" si ningún tejido de disco une la parte desplazada y los tejidos del disco de origen. Si incluso una conexión tenue por tejido de disco permanece entre un fragmento desplazado y un disco de origen, el disco no se secuestra. Si un fragmento desplazado no tiene conexión con el disco de origen, pero está contenido dentro de la membrana peridural o debajo de una porción del ligamento longitudinal posterior que no está íntimamente ligada con el anillo de origen, el disco se considera secuestrado. Secuestrados y secuestrados se usan indistintamente. Nota: "disco secuestrado" y "fragmento libre" son prácticamente sinónimos. Ver: fragmento libre. Cuando se hace referencia a la condición del disco, se prefiere la categorización como extruida con subcategorización como secuestrada, mientras que cuando se hace referencia específicamente al fragmento, se prefiere el fragmento libre. Ver secuestro.

Secuestro (no preferido): se refiere al tejido discal que se ha desplazado del espacio discal de origen y carece de continuidad con el material del disco dentro del espacio discal de origen. Sinónimo: fragmento libre (preferido). Ver disco secuestrado. Nota: '' sequestrum '' (no preferido) se refiere al fragmento libre aislado en sí mismo, mientras que el disco secuestrado define la condición del disco.

Espondilitis: enfermedad inflamatoria de la columna vertebral, que no sea enfermedad degenerativa. Nota: la espondilitis generalmente se refiere a espondiloartropatías inflamatorias no infecciosas.

Espondilosis: 1. Término no específico común utilizado para describir los efectos generalmente atribuidos a cambios degenerativos en la columna vertebral, en particular los que implican cambios hipertróficos en las placas terminales apofisarias y las articulaciones cigoapofisarias. 2. (no estándar) Spondylosis deformans, para la cual la espondilosis es una forma abreviada.

Espondilosis deformante: proceso degenerativo de la columna vertebral que involucra el anillo fibroso y la apófisis del cuerpo vertebral, caracterizado por osteofitos marginales anteriores y laterales que surgen de las apófisis del cuerpo vertebral, mientras que la altura del disco intervertebral es normal o solo ligeramente disminuida. Ver degeneración, espondilosis.

Zona subarticular: la zona, dentro del canal vertebral, sagitalmente entre el plano de los bordes medial de los pedículos y el plano de los bordes medial de las facetas y coronalmente entre los planos de las superficies posteriores de los cuerpos vertebrales y las superficies anteriores de las facetas superiores . Nota: la zona subarticular no se puede delinear con precisión en representaciones bidimensionales porque las estructuras que definen los planos de la zona son irregulares. El receso lateral es la porción de la zona subarticular definida por la pared medial del pedículo, donde atraviesa la misma raíz nerviosa numerada antes de pasar por debajo de la pared inferior del pedículo hacia el foramen.

Subligamentous: debajo del ligamento longitudinal posterior. Nota: aunque la distinción entre el anillo externo y el ligamento longitudinal posterior puede no ser siempre identificable, el subligamento tiene un significado distinto del subanular cuando se puede hacer la distinción. Cuando no se puede hacer la distinción, subligamentous es apropiado. Subligamentous contrasta con extraligamentoso, transligamentoso o perforado. Ver extraligamentoso, transligamentoso.

Submembranoso: encerrado dentro de la membrana peridural. Nota: con referencia al material del disco desplazado, la caracterización de una hernia como submembranosa generalmente infiere que la porción desplazada se extruye más allá del anillo y el ligamento longitudinal posterior, de modo que solo la membrana peridural lo invierte.

Nivel suprapedicular: el nivel dentro del canal vertebral entre los planos axiales de la placa terminal superior de la vértebra caudal hacia el espacio discal en cuestión y el margen superior del pedículo de esa vértebra. Sinónimo: muesca vertebral inferior.

Syndesmophytes: Degradaciones óseas finas y orientadas verticalmente que se extienden desde un cuerpo vertebral hasta el siguiente y que representan la osificación dentro de la porción externa del anillo fibroso.

Desgarro de anillo, anillo rasgado (no estándar): ver la rotura anular.

Clasificación de Thompson: una escala graduada de cinco puntos de cambios degenerativos en el disco intervertebral humano, desde 0 (normal) a 5 (degeneración grave), en base a la morfología patológica macroscópica de las secciones sagital media de la columna lumbar.

Osteofitos de tracción: crecimiento óseo que surge de la apófisis del cuerpo vertebral, 2 a 3 mm por encima o por debajo del borde del disco intervertebral, proyectándose en dirección horizontal.

Transligamentous: desplazamiento, generalmente extrusión, del material discal a través del ligamento longitudinal posterior. Sinónimo: (no estándar) (perforado). Ver también extraligamentoso, transmembranoso.

Transmembranoso: desplazamiento del material del disco extruido a través de la membrana peridural.

Fisura transversal: fisura del anillo en el plano axial (horizontal). Cuando se hace referencia a una fisura grande en el plano axial, el término es sinónimo de una fisura radial orientada horizontalmente. A menudo, la "fisura transversal" se refiere a una separación periférica más limitada de las fibras anulares, incluidas las uniones a la apófisis. Estas fisuras periféricas más estrechamente definidas pueden contener gas visible en radiografías o imágenes de CT y pueden representar manifestaciones tempranas de espondilosis deformante. Ver fisura anular, fisura concéntrica, fisura radial.

Disco no contenido: material de disco desplazado que no está contenido por el anillo externo y / o el ligamento longitudinal posterior. Ver discusión debajo del disco contenido.

Disco de vacío: un disco con hallazgos de imagen característicos del gas (predominantemente nitrógeno) en el espacio discal, generalmente una manifestación de degeneración del disco.

Cambios en la médula espinal del cuerpo: cambios reactivos en la señal del cuerpo vertebral asociados con la inflamación del disco y la degeneración del disco, como se ve en las imágenes por resonancia magnética. Ver la clasificación de Modic.

Muesca vertebral (inferior): incisura de la superficie superior del pedículo correspondiente a la parte inferior del foramen (nivel suprapedicular).

Muesca vertebral (superior): incisura de la superficie inferior del pedículo correspondiente a la parte superior del foramen (nivel infrapedicular).

Suplementario Apéndice

Apéndice

Un disco herniado se desarrolla con mayor frecuencia como resultado del desgaste y la degeneración relacionados con la edad en la columna vertebral. En niños y adultos jóvenes, los discos intervertebrales tienen un contenido de agua mucho más alto. A medida que envejecemos, sin embargo, el contenido de agua de los discos intervertebrales disminuye y estos comienzan a reducirse mientras que los espacios entre las vértebras se vuelven más estrechos, finalmente se vuelven menos flexibles y se vuelven más propensos a la hernia discal. Diagnóstico y tratamiento correctos son Esencial para evitar nuevos síntomas de dolor lumbar. El alcance de nuestra información se limita a la quiropráctica, así como a las lesiones y afecciones de la columna. Para discutir el tema, no dude en preguntar al Dr. Jiménez o comuníquese con nosotros al 915-850-0900 .

Comisariada por el Dr. Alex Jiménez

Referencias

  1. Fardon, DF y Milette, PC Nomenclatura y clasificación de la patología del disco lumbar: recomendaciones de los grupos de trabajo combinados de la North American Spine Society, la American Society of Spine Radiology y la American Society of Neuroradiology. Espina. 2001; 26: E93 – E113
  2. Stadnik, TW, Lee, RR, Coen, HL y col. Hernia anular de lágrimas y discos: mejora de la prevalencia y el contraste en imágenes de RM en ausencia de dolor lumbar o ciática. Radiología. 1998; 206: 49-55
  3. Mink, JH Terminología de los trastornos de la columna lumbar, el problema ... y una solución. Publicación de California Managed Imaging Medical Group, Burlingame, CA; 1993
  4. Murtagh, FR La importancia de ser honesto acerca de la nomenclatura del disco. Am J Neuroradiol. 2007; 28: 1 – 2
  5. en: EJ Nordby, MD Brown, ED Dawson, (Eds.) Un glosario sobre terminología espinal. Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, Chicago; 1985: 31 – 32
  6. Bonneville, JF y Dietemann, JL L'imagerie en las sciatiques. Rev Prat (París). 1992; 42: 554-566
  7. Brant-Zawadzki, MN y Jensen, MC Esquina de imagen: nomenclatura espinal. Variabilidad inter e intraobservador en la interpretación de las anomalías del disco lumbar: una comparación de dos nomenclaturas. Espina. 1995; 20: 388-390
  8. Breton, G. ¿Es eso un disco abultado, una pequeña hernia o una protrusión moderada? Can Assoc Radiol J. 1991; 42: 318
  9. Fardon, DF, Herzog, RJ y Mink, JH Nomenclatura de los trastornos del disco lumbar. en: SR Garfin, AR Vaccaro (Eds.) Actualización de conocimiento ortopédico: columna vertebral. Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, Rosemont, ILLINOIS; 1997: A3 – A14
  10. Milette, PC La terminología adecuada para informar trastornos del disco intervertebral lumbar. Am J Neuroradiol. 1997; 18: 1859-1866
  11. Fardon DF, White AH, Wiesel S. Términos diagnósticos y tratamientos conservadores favorecidos para los trastornos lumbares por los cirujanos de columna vertebral en América del Norte. Presentado en la primera reunión anual, North American Spine Society, Lake George, Nueva York, 1986.
  12. Arana, E., Royuela, A., Kovacs, FM y col. Columna lumbar: acuerdo en la interpretación de las imágenes de 1.5T MR mediante el uso del formulario de clasificación del grupo de consenso de Nordic Modic. Radiología. 2010; 254: 809-817
  13. Bonneville, JF Plaidoyer pour una clasificación por par imagen Des hernies discales lombaires: la carte-image. Rev Im Med. 1990; 2: 557-560
  14. Fardon, DF, Pinkerton, S., Balderston, R. y col. Términos usados ​​para el diagnóstico por cirujanos de la columna vertebral de habla inglesa. Espina. 1993; 18: 1-4
  15. Farfan, HF, Huberdeau, RM y Dubow, HI Degeneración del disco intervertebral lumbar: la influencia de las características geométricas en el patrón de degeneración del disco: un estudio post-mortem. J Bone Joint Surg [Am]. 1972; 54: 492-510
  16. Milette, PC, Fontaine, S., Lepanto, L. et al. Diferenciar las protuberancias del disco lumbar, las protuberancias del disco y los discos con contorno normal pero intensidad de señal anormal. Espina. 1999; 24: 44-53
  17. Milette, PC, Melancon, D., Dupuis, P. et al. Una terminología simplificada para anormalidades del disco lumbar. Can Assoc Radiol J. 1991; 42: 319-325
  18. Taveras, JM Hernia de disco intervertebral. Una petición para una terminología más uniforme. Am J Neuroradiol. 1989; 10: 1283-1284
  19. Thompson, JP, Pearce, RH, Schechter, MT y col. Evaluación preliminar de un esquema de clasificación de la morfología macroscópica del disco intervertebral humano. Espina. 1990; 15: 411-415
  20. Fardon, DF, Balderston, RA, Garfin, SR y col. Trastornos de la columna vertebral, un sistema de codificación para diagnósticos. Hanley y Belfus, Filadelfia; 1991: 20 – 22
  21. Herzog, RJ La evaluación radiológica para una hernia de disco lumbar. Espina. 1996; 21: 19S – 38S
  22. Comité internacional de nomenclatura anatómica aprobado por el Undécimo Congreso Internacional de anatomistas. Nomina anatómica. 5th ed. Waverly Press, Baltimore, MD; 1983: A23
  23. Jarvik, JG, Haynor, DR, Koepsell, TD y col. Confiabilidad del intercursor para una nueva clasificación de anormalidades del disco lumbar. Acad Radiol. 1996; 3: 537-544
  24. Ketler, A. y Wilke, HJ Revisión de los sistemas de clasificación existentes para la degeneración de las articulaciones facetarias y del disco cervical o lumbar. (con nota de errata en Eur Spine J 15 (6); 729)Eur Spine J. 2006; 15: 705-718
  25. Kieffer, SA, Stadlan, EM, Mohandas, A. y Peterson, HO Correlación discográfico-anatómica de los cambios del desarrollo con la edad en el disco intervertebral. Acta Radiol [Diagn] (Estocolmo). 1969; 9: 733-739
  26. Bundschuh, CV Imágenes de la columna lumbosacra postoperatoria. Neuroimaging Clin N Am. 1993; 3: 499-516
  27. Bartynski, WS, Rothfus, WE y Kurs-Lasky, M. Características de la TC post-diskogram de los discos severamente dolorosos sensibles a la lidocaína e insensibles a la lidocaína en la diskografía lumbar provocada. AJNR. 2008; 29: 1455-1460
  28. Ford, LT, Gilula, LA, Murphy, WA y Gado, M. Análisis de gas en disco lumbar al vacío. AJR. 1977; 128: 1056-1057
  29. Modic, MT y Herfkens, RJ Disco intervertebral: cambios normales relacionados con la edad en la intensidad de la señal de MR. Radiología. 1990; 177: 332-334
  30. Modic, MT, Masaryk, TJ, Ross, JS y Carter, JR Imágenes de enfermedad degenerativa del disco.Radiología. 1988; 168: 177-186
  31. Resnick, D. y Niwayama, G. Enfermedad degenerativa de la columna vertebral. en: D. Resnick (Ed.) Diagnóstico de desordenes de huesos y articulaciones. 3rd ed. WB Saunders, Filadelfia; 1995: 1372 – 1462
  32. Eckert, C. y Decker, A. Estudios patológicos de discos intervertebrales. J Bone Joint Surg. 1947; 29: 447-454
  33. Marinelli, NL, Haughton, VM y Anderson, PA Los tiempos de relajación T2 se correlacionaron con la etapa de degeneración del disco lumbar y la edad del paciente. AJNR. 2010; 31: 1278-1282
  34. Yasuma, T., Koh, S., Okamura, T. y col. Cambios histológicos en el envejecimiento de los discos intervertebrales lumbares. J Bone Joint Surg [Am]. 1990; 72: 220-229
  35. Oh, K.-J., Lee, JW, Kwon, ET et al. Comparación de los hallazgos de la RM entre las hernias de disco extraligamentosas y subligamentosas en la columna lumbar. AJNR. 2013; 34: 683-687
  36. Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Publicación no (PHS) 91-1260, Clasificación Internacional de Enfermedades Novena Revisión, modificación clínica quinta edición, Washington, DC, 1998; Adaptado y publicado por Practice Management Information Corporation, Los Angeles, y por St. Anthony's Publishing Company, Alexandria, Virginia, 1999.
  37. Williams, AL, Haughton, VM, Daniels, DL, y Grogan, JP Diagnóstico diferencial de TC de núcleo pulposo extruido. Radiología. 1983; 148: 141-148
  38. Modic, MT Trastornos degenerativos de la columna vertebral. en: Resonancia magnética de la columna vertebral. Anuario médico, Nueva York; 1989: 83 – 95
  39. Boden, SD, Davis, DO, Dina, TS y col. Exploraciones de resonancia magnética anormales de la columna lumbar en sujetos asintomáticos. Una investigación prospectiva. J Bone Joint Surg. 1990; 72: 403-408
  40. Yu, S., Haughton, VM, Sether, LA, y Wagner, M. Anulus fibroso en abultados discos intervertebrales.Radiología. 1988; 169: 761-763
  41. Yasuma, T., Makino, E., Saito, S. e Inui, M. Desarrollo histológico de la hernia discal intervertebral. J Bone Joint Surg. 1986; 68A: 1066 – 1073
  42. Sachs, BL, Vanharanta, H., Spivey, MA y col. Descripción del discograma de Dallas. Una nueva clasificación de tomografía computarizada / discografía en trastornos de la espalda baja. Espina. 1987; 12: 287-294
  43. Carragee, EJ, Paragioudakis, SJ y Khurana, S. Zona lumbar de alta intensidad y discografía en sujeto sin problemas de espalda. Espina. 2000; 25: 2987-2992
  44. Schellhas, KP, Pollei, SR, Gundry, CR y col. Zona de alta intensidad del disco lumbar. Correlación de imágenes de resonancia magnética y discografía. Espina. 1996; 21: 79-86
  45. Munter, FM, Wasserman, BA, Wu, HM y Yousem, DM Imagen de RM en serie de lágrimas anulares en discos intervertebrales lumbares. Am J Neuroradiol. 2002; 23: 1105-1109
  46. Quencer, RM El anillo fibroso anormal: ¿podemos inferir la agudeza de una lesión anular ?.Am J Neuroradiol. 2002; 23: 1069
  47. Czervionke, LF Enfermedad del disco intervertebral lumbar. Neuroimaging Clin N Am. 1993; : 465 – 485
  48. Rothman, SLG y Chafetz, NI Una explicación anatómica para la sobrecarga de las hernias discales en los estudios de imágenes de resonancia magnética de la columna lumbar: presentación del póster. Sociedad Americana de Neuroradiología, Chicago, Illinois; 1995
  49. Twomey, LT y Taylor, JR Cambios de edad en las vértebras lumbares y los discos intervertebrales. Clin Orthop. 1987; 224: 97-104
  50. Coventry, MB, Ghormley, RK y Kernohan, JW El disco intervertebral: su anatomía y patología microscópica. (233-7)J Bone Joint Surg. 1945; 27: 105-112
  51. Farfan, HF Trastornos mecánicos de la espalda baja. Lea & Febiger,; 1973: 141
  52. Hirsch, C. y Schajowicz, F. Estudios en cambios estructurales en el anillo fibroso lumbar. Acta Orthop Scand. 1952; 22: 184-231
  53. Ito, T., Yamada, M., Ikuta, F. y col. Evidencia histológica de absorción de disco herniado de secuestro. Espina. 1996; 21: 230-234
  54. Liebscher, T., Haefeli, M., Wuertz, K. y col. Variación relacionada con la edad en la densidad celular del disco intervertebral lumbar humano. Espina. 2011; 36: 153-159
  55. Nathan, H. Osteofitos de la columna vertebral. Un estudio anatómico de su desarrollo según la edad, la raza y el sexo, con consideración en cuanto a su etiología y significado. J Bone Joint Surg Am. 1962; 44: 243-268
  56. Sether, LA, Yu, S., Haughton, VM y Fischer, ME Disco intervertebral: cambios normales relacionados con la edad en la intensidad de la señal de MR. Radiología. 1990; 177: 385-388
  57. Twomey, LT y Taylor, JR Cambios de edad en los discos intervertebrales lumbares. Acta Orthop Scand. 1985; 56: 496 – 499
  58. Schmorl, G. y Junghanns, H. (American Ed, 1971. Transl. By EF Besemann) (186 – 98) en: La columna vertebral humana en salud y enfermedad. 2nd. Grune y Stratton, Nueva York; 1971: 141 – 148
  59. Pritzker, KPH Envejecimiento y degeneración en el disco intervertebral lumbar. Orthop Clin North Am. 1977; 8: 65-77
  60. Ross, JS Babel 2.0. Radiología. 2010; 254: 640-641
  61. Pfirrmann, CW, Metzdorf, A., Zanetti, M. y col. Clasificación por resonancia magnética de la degeneración del disco intervertebral lumbar. Espina. 2001; 26: 1873-1878
  62. Griffith, JF, Wang, WX y Antonio, GE Sistema de clasificación Pfirrmann modificado para la degeneración del disco intervertebral lumbar. Espina. 2007; 32: E708 – E712
  63. Yu, S., Haughton, VM, Sether, LA et al. Criterios para clasificar los discos intervertebrales lumbares normales y degenerados. Radiología. 1989; 170: 323-326
  64. Brock, M., Patt, S. y Mayer, HM La forma y estructura del disco extrudido. Espina. 1992; 17: 1457-1461
  65. Williams, AL Diagnóstico por TC de la enfermedad degenerativa del disco El anular abultado. Radiol Clin North Am. 1983; 21: 289-300
  66. Masaryk, TJ, Ross, JS, Modic, MT y col. Imágenes de RM de alta resolución de discos intervertebrales lumbares secuestrados. Am J Neuroradiol. 1988; 9: 351-358
  67. Wiltse, LL, Berger, PE, y McCulloch, JA Un sistema para informar el tamaño y la ubicación de las lesiones en la columna vertebral. Espina. 1997; 22: 1534-1537
  68. Saal, JA, Saal, JS y Herzog, RJ La historia natural de las extrusiones del disco intervertebral lumbar tratadas de forma no quirúrgica. Espina. 1990; 15: 683-686
  69. Fardon DF. Nomenclatura de discos: prácticas actuales de la revista. Presentación del póster, reunión anual de la Asociación Americana de Ortopedia 110, Boca Raton, FL, 1997.
  70. Comité Federativo de Terminología Anatómica. Terminología anatómico. George Thieme Verlag,Struttgart, 1998: 27
Green Call Now Button H .png

Temas adicionales: dolor de espalda agudo

El dolor de espalda es una de las causas más frecuentes de discapacidad y días perdidos en el trabajo en todo el mundo. El dolor de espalda se atribuye a la segunda razón más común para las visitas al consultorio del médico, superado en número solo por las infecciones de las vías respiratorias superiores. Aproximadamente el 80% de la población experimentará dolor de espalda al menos una vez a lo largo de su vida. La columna vertebral es una estructura compleja compuesta de huesos, articulaciones, ligamentos y músculos, entre otros tejidos blandos. Debido a esto, lesiones y / o condiciones agravadas, como hernias discales, eventualmente puede conducir a síntomas de dolor de espalda. Las lesiones deportivas o las lesiones por accidentes automovilísticos suelen ser la causa más frecuente de dolor de espalda; sin embargo, a veces los movimientos más simples pueden tener resultados dolorosos. Afortunadamente, las opciones de tratamiento alternativo, como la atención quiropráctica, pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda mediante el uso de ajustes espinales y manipulaciones manuales, mejorando finalmente el alivio del dolor.

blog de imágenes de repartidor de periódicos de dibujos animados

TEMA EXTRA IMPORTANTE: Ciática Dolor Terapia Quiropráctica