Poses de yoga para aliviar el dolor de ciática

Comparte

Según algunas estadísticas, la persona promedio tiene 40% de probabilidad de experimentar dolor de ciática a través de su vida. En una era donde la mayoría de nosotros trabajamos en una oficina, con largas horas de asiento, el dolor de la ciática es la última condición que tenemos que tener cuidado. El nervio ciático es el nervio más largo del cuerpo humano. Este nervio comienza en la columna vertebral y corre todo el camino a través de los músculos del muslo y la pantorrilla hasta el pie. Cualquier daño al nervio ciático se manifiesta como dolor de ciática. Puede sentir dolor en el muslo, o en su sección lumbar. Estos son los síntomas que debe tener cuidado:

- Dolor en cualquier parte del nervio ciático. Esto incluye la parte baja de la espalda, la parte posterior del muslo, la nalga y la pantorrilla

- Hormigueo, ardor y sensación de pinzamiento a lo largo del nervio ciático

Fatiga

- Entumecimiento o pérdida de sensibilidad en las piernas / pies

- Pie del pie, un término usado para describir la condición en la que usted no es capaz de flexionar los tobillos

- Reflejos reducidos en el tendón de Aquiles

Causas del dolor de ciática

La causa más común para el dolor de la ciática es la herniación en la columna lumbar. Esa es la parte de la columna vertebral que se curva hacia el interior cerca de su espalda inferior-media. Deberias consultar un doctor. Casi 70% de dolor ciática es causado por piriformis, un músculo que es uno de los pequeños rotadores de cadera. Utiliza estos rotadores para sacar el muslo.

Actitudes de yoga para la ciática

El yoga es uno de los mejores actividades para aliviar el dolor de la ciática. El yoga ayuda a fortalecer los músculos que sostienen la columna vertebral, pero también estira esos músculos. La mayoría de las poses incluyen estiramientos de espalda que apuntan a la espalda baja y prevenir el dolor de la ciática. Antes de intentar estas posturas, le recomendamos consultar con un médico.

Pararse de nuevo

Esta pose está diseñada para principiantes que no son elásticos y lo suficientemente flexibles. Basta con poner el pie en una silla. Si usted pone su pie izquierdo en la silla, coloque su mano derecha en su rodilla de aumento. Siempre trabaja con los opuestos. Coloque la mano izquierda sobre la cadera. Gire la parte superior del cuerpo mientras mantiene las caderas hacia adelante. Mantenga la posición durante 30 segundos y, a continuación, cambie a la otra mano / pie. Empuje tanto como usted se sienta cómodo.

Levantamiento de rodilla

Otra postura diseñada para principiantes. Comience por acostarse sobre su espalda. Dibuja una rodilla en el pecho, todo mientras mantiene la otra pierna recta. Empuje hacia abajo con la rodilla, y tire hacia arriba con las manos. Durante toda la postura, los hombros están en el suelo.

Dos giros en la rodilla

Comience por acostarse sobre su espalda. Con sus manos, forme una "T" mayúscula. Mantenga los hombros en el suelo y gire las rodillas hacia un lado. Con los hombros en el suelo, permanezca en esta posición durante un minuto, y luego los lados alternos.

Doble rodilla

Puede realizar un giro de la rodilla con una o dos piernas. Comience en la misma posición que la pose anterior. Mantenga una pierna recta, y luego doble la otra rodilla a un ángulo 90-grado. Coloque la mano opuesta en esa rodilla (rodilla izquierda - mano derecha). Gire hacia el lado del brazo en el piso. Mantenga ambos hombros en el suelo y haga frente al brazo en el piso durante 30 segundos.

Estocada torcida

Una vez que te vuelves más elástica, puedes realizar ejercicios más complejos. Para la estocada retorcida, se inicia en la posición de la estocada clásica: una pierna hacia adelante y doblar en la rodilla. Mantenga su otra pierna detrás de usted. Usted necesita mantener los pies a una longitud de la pierna aparte. Gire la espalda y coloque el codo opuesto en la rodilla doblada (codo derecho - rodilla izquierda). Traiga las palmas juntas y mantenga la posición durante 30 segundos. Cambio de lados.

Actitud del gato

Pose muy fácil, todo lo que tienes que hacer es ponerte en tus manos y rodillas. Doble la espalda hacia abajo y, a continuación, levante el pecho mientras tira de los hombros hacia atrás. Respire, mantenga presionado durante 10 segundos, y luego vuelva a una espalda plana. A medida que vuelve, meter la barbilla en el pecho y levantar la espalda. Mantenga 10 segundos, y luego suelte. Repetir durante dos minutos. Este es uno de los mejores ejercicios para arquear la espalda.

La actitud del niño

Discutiblemente el más fácil pose de yoga es también uno de los mejores y más beneficiosos. Usted está estirando casi toda su parte superior del cuerpo. Bájate de las manos y las rodillas. Ahora, balancea tu asiento de nuevo sobre tus talones. Deja tus manos en el suelo y delante de ti. Mantenga el tiempo que quiera. Sólo trate de no quedarse dormido en esta posición.

Publicaciones recientes

Algunas maneras de manejar el dolor de espalda crónico durante el verano

El dolor de espalda crónico no tiene que arruinar la temporada de verano. El mejor enfoque es ... Leer más

26 de junio de 2020

Tirantes de cuello, collares cervicales: tipos de refuerzos espinales

Una persona puede necesitar usar un collarín o collarín cervical después de la columna cervical ... Leer más

25 de junio de 2020

La meningitis espinal puede afectar la columna vertebral: qué saber

La meningitis espinal no solo afecta el cerebro. La mayoría piensa en la meningitis como un cerebro ... Leer más

24 de junio de 2020